El resumen: una experiencia realmente negativa. El detalle, a continuación:


Primer día, llego allí un lunes a las 11:20. Cerrado pese a que en la web, y en su puerta, pone que abren a las 11. Mientras intentaba encontrar el teléfono (en ese momento en la web solo venía el fijo que, obviamente, nadie contestaba al estar cerrado) decido hacer algo de tiempo. 10 minutos más tarde abren la tienda. Primer "es que" de mi periplo con este negocio. "Es que he tenido que ir un momentito al banco". Le indico que podía dejar al menos un cartelito... "si si". Esta gente a todo te da la razón, pero iréis viendo que da lo mismo que te la den o no, hacen lo que quieren. Ah, tuve que irme al cajero porque, aunque no lo indican en ningún sitio, no aceptan pagos que no sea en metálico... Total, pago por revelar y escanear, buen precio, pero me dice que tardarán una semana, y que el miércoles ya los podré recoger... vamos, que tardan 10 días. Ok.


Al lunes siguiente me llegan los archivos escaneados. Primera sorpresa: pese a haber pedido tiff 16 bits, me llegan con perfil de color sRGB. Absurdo lo mires por donde lo mires por mucho que te expliquen con otro "es que". "Es que tuvimos un problema con un cliente", "es que para pantallas es mejor". El que sepa de fotografía digital comprenderá la problemática de recibir un archivo ya limitado por un perfil de color como el sRGB. Además, empiezo a observar que los cielos están raros. Para acentuar lo que estaba percibiendo, contrasto exageradamente las imágenes y, en efecto, aquello estaba lleno de cosas raras: líneas paralelas negras, líneas de puntos, manchas extrañas... Total que les hago un mail explicando en detalle todo esto, además de decirles que quiero los archivos con el perfil nativo del escáner. Nadie responde a los mails. Cero comunicación


A las 24 horas tuve que llamar por teléfono. No te creas que te cogen diciendo 1826 film lab, o laboratorio fotográfico. No, un "Dígame" es suficiente para este muchacho. Perfecto. Le explico que le he mandado los mails y bueno, ya sabéis "es que"... "Es que tenemos mucho lío". Si, yo también... Total que me dice que si, que el diodo reflejante de la junta de la trócola y el palier de la suspensión... que si, que sabe mucho pero al menos me acepta que el fallo es suyo, y se compromete a mandármelos de nuevo y además con el perfil de color del escáner. Esa misma noche recibo los "nuevos" escaneos...


Falso. No los han escaneado de nuevo. Simplemente les han metido un poquito de lightroom o photoshop: unos degradados aclarando los laterales, un tampón de clonar para eliminar manchas (manchas bien grandes y extrañas) que se nota perfectamente al contrastar la imagen. Ah, y los archivos de nuevo en sRGB. Se están riendo de mí, les escribo para decirles mis impresiones sobre su "nuevo" trabajo y esta vez ya ni siquiera se dignan en responderme.


Al lunes siguiente paso a por los negativos. A las 12 del mediodía la tienda estaba cerrada. Si, viene un "es que" y lo sabes. "Es que hoy abrimos a las 12". Horario flexible debe ser... y me lo dice a las 12 y se escucha detrás la locución del metro. Flipante. Cuando llega este "profesional", al chaval que había delante mía (y que llevaba esperando en el frío invierno un buen rato más que yo, y yo estuve como 25 minutos) le suelta otro "es que" de campeonato, y el muchacho se va a su casa sin sus fotos... Me toca a mi: le digo quien soy, y que vengo a por mis negativos. Me los da sin decir ni mú. Debe ser que no le interesa dar explicaciones de sus fallos, su pésima atención postventa, ni subsanar ningún tipo de error. Porque él te va a dejar claro que sabe mucho de esto, pero poco de orientación al cliente.


En resumen, y haciendo caso de sabios consejos, es mi primera y última experiencia en este lugar. Por cierto, enseñando los archivos escaneados a gente experta en fotografía química (reconozco que yo soy experto en digital, pero no en química) todos coinciden que es un problema de revelado o de escaneado.


Avisados quedáis.