• coque

    COQUE: “MI PRIMERA VISITA AL HOSPITAL DE HERAT CAMBIÓ TOTALMENTE MI MANERA DE ENTENDER LA FOTOGRAFÍA”

    Presentacion-autorretrato.jpg


    En ocasiones, la vida nos guarda sorpresas donde menos lo esperamos. Y en ocasiones esas sorpresas tienen la capacidad de modificar nuestro futuro de manera notable. La caída del caballo de Pablo de Tarso camino de Damasco es quizás el ejemplo más rotundo de ese cambio de rumbo. La cosa no siempre es tan radical. No todos, ante una experiencia similar, pasamos de perseguir cristianos a labrarnos un camino que termina en los altares; pero muchos hemos visto cambiar nuestras aficiones, nuestros gustos e incluso nuestro valores como resultado de un suceso sorpresivo y sin relación aparente con la conducta modificada.


    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" bgcolor="#dcdcd2" width="48%" align="right"><TR><TD>
    RETRATO ROBOT

    Perfil personal

    Nombre:
    Jorge Ruiz Dueso
    Edad: 37 años
    Natural: Zaragoza
    Vecino: Madrid
    Estado civil: Casado con Esther
    Hijos: 2 niñas, Natalia y Patricia
    Profesión/Formación: Militar de Carrera, Especialidad de informática. En la actualidad estoy destinado como profesor de informática en una escuela militar del Ejército.

    Perfil fotográfico

    ¿Cuántos años tirando fotos? Desde muy pequeñito me ha gustado. Eso lo heredé de mi padre. Yo siempre andaba jugueteando con su Yashica Electra 35, así que siempre he andado con alguna cámara entre mis manos. Aunque debo decir que de manera algo más avanzada desde unos cinco años.
    Equipo: Nikon D300, Nikon D50 con sus cristalitos de quita y pon y una maravillosa Leica d-lux4
    Preferencias de temas: Todo lo que salga al apretar el botoncito, pero sobre todo intento contar historias con mis fotos, por lo tanto, me inclino más hacia sociales.
    Analógico versus digital: Dada mi relevante torpeza, me quedo con digital.
    Edición: En mis fotos, por supuesto, siempre necesaria.
    Tiempo de edición fotográfica: Depende de la foto y el tipo de ésta, pero no más de media hora. Programa/programas de edición: Lightroom 3 para el raw y Photoshop, en ocasiones, para los últimos retoques.
    Las fotos (propias o ajenas) que han marcado tu vida: Propia, por el cambio que a la larga ha supuesto, sobre todo en este foro, El cielo protector y ajena, como no podía ser de otra manera, La niña afgana de McCurry.
    Tu fotógrafo/a preferido: Steve McCurry.

    Perfil lúdico y cultural
    General
    ¿Cuál es tu afición/pasatiempo favorito? Mi familia, cocinar y salir a hacer fotos.
    ¿Con qué personaje real o de ficción te sientes más identificado? Mr. Bean (reconozco que soy torpón).
    ¿Rural o urbanita? Como mi paisano Paco Martínez Soria, un rural en la ciudad.
    ¿Qué cinco cosas te llevarías a una isla desierta? Mi cámara de fotos, una caja de Coca-Cola, buena música, crema para el sol y un barco para volver cuando se me acabara la batería de la cámara o la Coca-Cola o la crema para el sol.

    Cine
    Director favorito: Sam Mendes o David Fincher.
    Películas de tu vida (de 1 a 5): Días de vino y rosas (Blake Edwards), Revolutionary Road (Sam Mendes), American Beauty (Sam Mendes), El club de la lucha (David Fincher) y para que no todo sean penas ni malos rollos, La vida de Brian (Monty Python).

    Música
    Tipo de música preferido: Casi cualquiera (a excepción de bacalaíto y triunfitos), pero sobre todo de la época de la movida madrileña.
    Compositor/ grupo /cantante: Manolo García, Antonio Vega y Pink Floyd.

    Literatura
    ¿Novela, poesía, teatro o ensayo? Novela
    Autor preferido: No tengo ninguno en particular, pero por decidirme por alguien, Isabel Allende.
    ¿Qué libro estás leyendo o has leido recientemente y cuál es el que mejor recuerdas? Acabo de leer El fuego de Katherine Neville y quiero empezar con El club de los viernes, de Kate Jacobs. No sé si el que mejor recuerdo, pero el que con más cariño recuerdo es, sin duda, La Historia Interminable, de Michael Ende. Uno de los primeros libros que leí. Ese de la edición de Alfaguara que, dependiendo del protagonista, tenía la letra en dos colores.

    Deporte
    ¿Practicas algún deporte? Si ¿Cuál? Durante más de 25 años he jugado al fútbol. Ahora salgo a correr todos los días que puedo y algo de gimnasio.
    ¿Qué deportes te gustan como espectador? Fútbol, ciclismo y tenis.
    ¿Eres seguidor de algún club o equipo deportivo? Si Dinos de cual Muy a mi pesar, soy del Real Zaragoza, con los sufrimientos que ello conlleva. Afortunadamente la selección nacional me quita las penas.

    Transversal

    La fotografía y el resto de tus aficiones y de tu vida... ¿se entremezclan o son universos paralelos que raramente se tocan? Se mezclan más que el ron y la Coca-Cola. La fotografía me ha llegado a obsesionar tanto que ha condicionado situaciones de mi vida. Rara vez planifico unas vacaciones o un viaje sin pensar en la fotografía. Da igual que sea un simple viaje o se trate de unas vacaciones familiares.
    ¿Has pensado en dedicarte a la fotografía de forma profesional? No. Lo primero porque sé lo difícil que es. Pero sobre todo porque me da miedo pensar que podría llegar a perder la pasión que siento por la fotografía al convertirlo en algo obligatorio. Me gusta como afición.
    ¿Desde cuándo conoces la página de OD? y ¿desde cuando eres miembro? Entro en OD desde 2006, aunque no di el salto hasta marzo de 2008.
    Mini test (una sola pregunta con cuatro posibles respuestas) para conocer tu grado de adicción a la fotografía.
    Puedes estar 15 días sin fotografiar-editar- o entrar en OD:

    A/ Sin problemas
    B/ Con cierta ansiedad
    C/ Con temblores en las piernas y sudoración fría
    D/ Directamente, ni me lo planteo

    Respuesta: B, C y casi por prescripción médica, la D.

    Para finalizar... Un autorretrato Por favor
    Hay una foto a la que siempre le he tenido mucho cariño. Fue, dónde si no, en Afganistán. En una de las visitas que hicimos al hospital, había una chiquilla que me llamó mucho la atención. Hacía frío, mucho frío y casi no llevaba nada de abrigo. Recuerdo que no dejaba de temblar debido al frío y a que estaba malita. Debía de tener mucha fiebre. Me dejó hecho polvo y su imagen se me quedó grabada. Al cabo de varios meses, en otra de las visitas al hospital, allí estaba la pequeña. No paraba de juguetear y cuando nos vio llegar, vino corriendo hacia nosotros a que le diéramos alguno de los juguetes que les llevábamos. Obviamente, no podía dejar escapar la ocasión de fotografiarme con ella. La foto la hizo Rodrigo, mi compañero en la misión, al que se le metió el gusanillo de la fotografía allí y al final ha terminado matriculado en la EFTI.

    ver foto de cabecera
    </TD></TR></TABLE>La caída del caballo de Coque en su relación con la fotografía se produjo en un lugar insospechado; en un hospital de Afganistán, en la ciudad de Herat, donde se encontraba cumpliendo una misión de seis meses. Apenas unas semanas antes se había despedido temporalmente de OD. Lo hizo en el subforo de paisajes, el que más frecuentaba en aquella época, junto con el de urbanas, y lo hizo creyendo que tenía por delante seis meses en los que las piedras y el desierto se iban a convertir en los protagonistas exclusivos de sus fotos. Pero no fue así y no lo fue por culpa... o mejor gracias a aquella visita al hospital italiano en el que se atendía a la población local. “Todo cambió -reconoce Jorge- cuando me encontré con esas miradas, esas sonrisas y esa manera de relacionarse con su durísimo entorno de aquellos niños y sus madres”.

    Presentacion-01mirame.jpg


    El cambio -en su manera de entender la fotografía- fue radical. Me da la sensación de que Coque jamás llegó a imaginarse que el paisaje humano se convertiría en el eje de su actividad fotográfica. Ya he comentado su querencia original por los paisajes naturales o urbanos, pero -como el mismo confiesa- después de los paisajes hubiera apostado por la flora, la fauna o los macros (de hecho se compró unos anillos de aproximación) o incluso las abstractas. Casi cualquier campo le parecía interesante, menos el de sociales. “Estaba un poco enamorado de la tecnología -explica- y un campo en el que no hacían falta ni objetivos específicos, ni flashes, ni disparadores remotos... nada, sólo la cámara y un objetivo... pues no me llamaba mucho la atención” y, sin embargo, apenas unos meses después, “casi me he olvidado por completo de otro tipo de fotografías”.

    Coque ha logrado saborear el placer que supone “poder contar una historia a través de un rostro o una expresión” y esa sensación es de las que enganchan. Y es difícil desengancharse..., pero ¿quién quiere desengancharse de contar historias como las que nos relata en su serie de las gentes de Afganistán? Os dejo a vosotros mismos la tarea de visitar la galería de Coque en esta entrevista y de valorar el tipo de sensación que se puede sentir al contar historias como las que se desbordan en fotos como “Dos hombres y el mismo destino”, “Esta es mía” o “Manos” o ser capaz de plasmar en imágenes la realidad y el alma de unos seres humanos invisibles, las mujeres afganas. “Nada cambia”, “En sus brazos”, “Burka” o la innolvidable “El cielo protector”, nos presentan la dura realidad de unas mujeres invisibles, para las que nada ha cambiado en Afganistán.

    Presentacion-02el-cielo-protector.jpg


    Hasta tal punto ha marcado la experiencia afgana a Coque que a la hora de seleccionar un autorretrato Jorge optó por la foto que presenta esta entrevista. En puridad y desde el punto de vista técnico no es un autorretrato ya que el disparo de la cámara lo realizó su compañero Rodrigo. Pero sin embargo, si que es un autorretrato, porque la ha elegido Coque -por tanto es así como él se ve- y porque la imagen plasma a la perfección a Jorge como persona y a Coque como fotógrafo reuniendo en una sola imagen el rostro de la persona y el alma de sus trabajos. Si en la anterior entrevista Albert nos presentaba aquel magnífico cuadro, compendio de aficiones y querencias con retrato psicológico incorporado, en esta Coque lograr aunar la dedicación, el físico, la afición y, si se me permite, la querencia. Porque yo creo que ese respeto e incluso diría -aún a riesgo de parecer cursi- ese amor con el que se acerca a realidades tan duras como la de los niños es el núcleo de sus fotografías. Un tema que une la denuncia firme del hecho, con un acercamiento pudoroso y de respeto hacia los protagonistas de sus geografías humanas, evitando el morbo y el sensacionalismo.

    La opción por la fotografía social ha llevado a Coque a ser muy moderado con la edición. Hace ya tiempo que perdió la pasión por los “sobreprocesados” y últimamente los síntomas se han agudizado. La realidad es la realidad y si uno quiere ser creíble, en fotografía social, etnográfica o documental, tiene que ser capaz de contar una historia sin alterar la realidad que fija la cámara, salvo las correcciones típicas de foco, balance, curvas, brillo o contraste. Pero el tampón de clonar es un instrumento condenado a permanecer “con telarañas por encima”. “Si sale una, digamos, papelera por el medio -concluye-, el error está en no haberla visto a la hora de la toma”.

    Presentacion-03en-sus-brazos.jpg


    Coque no se plantea dedicarse a la fotografía de forma profesional, prefiere disfrutar con ella de forma relajada, sin prisas, sin obligaciones, dejando un amplio espacio de disfrute y desarrollo personal para otras facetas de su vida. Muestra en el test de adición un grado preocupante de dependencia, es cierto. Pero no es grave. Como buen amante de la cocina es capaz de combinar con sabiduría culinaria los píxeles, con las sartenes y las ollas y, sobre todo, con los libros, los juegos y los paseos con sus tres mujeres, Esther, Natalia y Patricia.

    por Antonio Somoza


    Presentacion-04la-vida-en-el-filo.jpg


    Según tus respuestas en el retrato robot ya sacabas fotos en la etapa analógica, pero hasta la época digital de forma bastante informal; “jugueteando” creo que es la expresión que utilizas. Pero finalmente parece que, como buen informático, te decantaste claramente por la fotografía digital. Bueno, aunque, en función de tus respuestas, parece que tu decisión se basó más en tu torpeza que en tu profesión. ¿Podríamos definir entonces al opción digital cómo la fotografía para torpes?

    No hombre, no creo que sea para torpes. Lo que pasa es que los torpes, tenemos más posibilidades (jajaja).
    No, ahora en serio. Creo que con el mundo digital se ha abierto un mundo de posibilidades, eso sí que es verdad. Creo que sería impensable para el fotógrafo aficionado salir un día de caza fotográfica y utilizar 5 ó 6 carretes de 36 tomas. Luego, claro está, gastos de revelado y, en la mayoría de los casos, sin poder hacer modificaciones en el procesado. En definitiva, todo esto suponía un gasto extra que con la llegada del mundo digital, se ha puesto al alcance de muchos de nosotros. Eso es, claro está, abierto a los que somos más torpes.


    La facilidad en la edición es, sin duda, una de las ventajas básicas de la opción digital..., pero no la única. Estoy pensando en los precios y las posibilidades derivadas de exhibición y almacenamiento. Por ejemplo, ¿hubiera sido posible y asumible económicamente un reportaje como el que hiciste en Afganistán para un aficionado?


    No. Definitivamente, al menos en mi caso, no. Como te comentaba antes, y más a nivel de aficionado, sería impensable y, en definitiva, nada asumible, revelar las cerca de 4000 imágenes que me traje de allí. Y, obviamente, estoy pensando en lo que supondría meterse en el procesado químico. En principio por mi desconocimiento absoluto del mundo analógico a ese nivel y ante todo, por la dificultad para llevar a cabo este trabajo.
    Cualquier programa de procesado de imágenes está al alcance de cualquiera que tenga un ordenador. Su manejo es relativamente sencillo y, sobre todo, este manejo se adquiere en la mayoría de las ocasiones de manera autodidacta. Sin embargo, para meterse en un laboratorio y ponerse a cacharrear con sus ampliadoras, relojes de exposición, tanques de revelado, fijadores… creo que es necesario recibir una enseñanza previa y mucha, muchísima práctica.


    En tu relación con Ojo Digital ¿qué diferencias has notado desde el momento en que te registraste hasta ahora?

    Hombre, pues básicamente existe una diferencia muy grande, que es la apariencia de la web. ¡¡Ha sufrido dos lavados de cara en este tiempo!! Jajajaja. Pero sé que no te referías a esto precisamente. Realmente no he notado que haya cambiado de manera susceptible. Quizás la involucración de la gente incluso ha aumentado. Veo que la gente sigue entrando para aprender y para enseñar. Y es por eso por lo que destaco siempre Ojo Digital. Me sorprende y, obviamente, me agrada muchísimo, la implicación de la gente a la hora de ayudar al resto. En un mundo en el que la competencia y ser el mejor en lo que hacemos marca en muchos aspectos nuestra vida, es sorprendente ver cómo aquí los foreros comparten sus conocimientos con los demás y cómo podemos mejorar. Otra cosa que destacar sería las nuevas secciones. Esta tuya de las entrevistas, la de viajeros, los making off, los talleres…. todo está ayudando a hacer de Ojo Digital un lugar todavía mejor. Otro cambio a reseñar sería la unión de fuerzas con National Geographic, algo de lo que me he alegrado muchísimo.

    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" align="left"><TR><TD>
    Presentacion-05atardecer-en-ceuta-1.jpg
    </TD></TR></TABLE>

    En este tiempo -creo que los dos llevamos como tres años activos por aquí- recuerdo dos etapas muy diferenciadas en tus trabajos que hacen frontera con tu estancia de 6 meses en Afganistán.
    En la primera, recuerdo un Coque fundamentalmente paisajista. Aún me acuerdo del post en el que anunciabas que te ibas varios meses y elegías para despedirte una vista de una zona desértica... (voy a buscarla). Si era una vista de Egipto porque pensabas que podía ser “lo más parecido a lo que me voy a encontrar por esas tierras. La cámara y el resto del equipo ya lo he enviado para allí, así que cuando venga, PREPARAOS, bombardeo constante de piedras y más piedras (¡no hay nada más allí!)”.
    Y vaya si lo había ¿no Jorge?


    ¡¡Madre mía, más de tres años ya!! Pasa el tiempo rapidísimo. Pues sí. Como bien dices vaya si lo había. Y fue algo que no pensaba encontrarme.
    Efectivamente mis principios fueron netamente paisajistas. Aunque he de decir que tras entrar en Ojo Digital, lo quería todo. Me explico. Conocer y entrar en Ojo Digital supuso descubrir un mundo totalmente nuevo para mí. Se mostraban de un porrazo ante mis ojos todas las técnicas fotográficas, los estilos, manuales para aprender esas técnicas y poner en práctica todos esos estilos. Así que, si he de decir la verdad, en un principio yo lo quería todo: paisajes, urbanas, macros, fauna… ¡¡Hasta me compré unos anillos de aproximación para hacer macros!! Pero he decir que de todos los estilos, el de sociales era, posiblemente el que menos me llamaba. No hacía falta ningún objetivo específico, ni flashes, ni disparadores remotos…. ¡nada, sólo la cámara con un objetivo y ya está! Así que no me llamaba mucho este estilo. Hasta que a los pocos días de estar allí, en Afganistán, una serie de circunstancias hicieron que mi parecer cambiara. Recuerdo una conversación con un compañero que estaba allí también y que era muy aficionado a la fotografía. Cambiando impresiones me comentó cuáles eran sus preferencias, que a él le llamaban mucho los rostros de la gente, sus expresiones, sus maneras de relacionarse con su entorno. Le dije que a mí, todo lo contrario. Yo quería bonitos paisajes, algún macro curioso… en definitiva, que mis derroteros eran casi opuestos a los suyos. Claro está, todo esto cambió con la primera visita al hospital donde me encontré con esas miradas, esas sonrisas y esa manera de relacionarse con su durísimo entorno de aquellos niños y sus madres.
    Así que sí, puedo decir, que encontré piedras y más piedras que no han dejado de golpearme constantemente desde entonces.


    ¿Hasta qué punto afecta a tu manera de ver o entender la fotografía tu experiencia afgana...? Desde que volviste apenas se te ve por paisajes y te has hecho habitual en el subforo de sociales. Un habitual con historias muy interesantes que contar en formato visual y también en forma de relatos, llenos de ternura y humanidad que ayudan a recorrer un paisaje humano, en ocasiones, demasiado alejado de nuestras coordenadas culturales.


    Pues es precisamente por lo que he explicado antes. Fue tal el grado de impresión que me causó conocer a estas gentes, que hizo que me olvidara casi por completo de otro tipo de fotografía. Ahora, aunque sigo tirando urbanas y paisajes, me llena más encontrarme con la posibilidad de poder contar una historia a través de un rostro o una expresión. Ese es actualmente mi norte: poder contar historias. Sé que una imagen vale más que mil palabras, pero si van ambas cosas juntas, ¿te imaginas cuánto estás contando?


    Cuando te pregunto por tus fotos preferidas, tanto propias como ajenas, me citas dos, El cielo protector (propia) y La niña afgana de Steve McCurry. Desde mi punto de vista las dos son grandes fotos, con muchas cosas en común: la más evidente sus protagonistas. En ambos casos mujeres afganas, uno de los seres humanos más invisibles del planeta. Tras el tiempo que has vivido en Afganistán ¿cómo valoras la situación de la mujer afgana? ¿Qué dificultades, técnicas y humanas, tiene fotografiar a un ser humano invisible?

    En principio decir que es terrible, pero muy cierta, esa descripción que haces de la mujer afgana, uno de los seres humanos más invisibles del planeta. Su situación es terrible. Todo cuanto la rodea atentan contra la integridad de la persona. La obligatoriedad del burka o el nulo derecho a protestar o quejarse, son simplemente dos ejemplos de falta de libertad en su sociedad. Su paso por la vida es simplemente para darle descendencia a su marido. Si es varones, mucho mejor. Son meramente objetos.
    En cuanto a la dificultad para fotografiarlas, es que enseguida notas la incomodidad que sienten en presencia de hombres. Más si cabe, si éstos son occidentales. Si además, tiene una máquina de fotos en la mano pues puedes hacerte a la idea. Sobre todo porque en un momento dado puedes llegar a imaginar que esté pensando algo como que este hombre occidental está aquí haciéndome fotos porque le puedo parecer como un animal de feria o algo exótico o sólo para enseñarle a sus amigos lo que ha visto. En esos momentos es uno el que se siente completamente un objeto y sientes la necesidad de hacerle llegar que no lo haces sólo por diversión. Así que apagas la máquina y te acercas a ellas e intentas actuar para que sienta que también son personas igual que tú. La mayoría de ellas huyen de eso. Su sociedad las ha convertido en conformistas y están habituadas a esa vida. No quieren cambiar. Seguramente, por miedo.

    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" align="right"><TR><TD>
    Presentacion-06miradas-afganas_6.jpg
    </TD></TR></TABLE>

    En algún momento ha surgido en el subforo de sociales el tema de las fotografías a niños, sobre todo a niños de países empobrecidos. ¿Cómo abordas tu este tipo de fotos?

    Vamos a ver. Yo creo que efectivamente es un tema muy escabroso, pero siempre debe de estar en función de tus objetivos. Cuando alguien habla de estos temas no puedo dejar de recordar la famosa foto de Kevin Carter, la de la niña junto al buitre en Sudán. Dudo mucho que alguien presencie esa escena y no haga nada al respecto si alguien está en peligro. Es más, antes de suicidarse, el propio Kevin Carter había explicado que el buitre se encontraba muy alejado de la niña, que esta no corría peligro. Creo que él lo que intentaba era mostrar en esa gran fotografía la realidad de lo que estaba pasando en Sudán. No hay que intentar mostrar la morbosidad con este tipo de fotos sino la denuncia.


    Para cerrar el periplo afgano... ¿Te gustaría volver al país? ¿crees que será posible una visita en 5 o 10 años a un país normalizado?

    Como ya dije en el artículo de viajeros, me encantaría poder regresar a Afganistán y encontrarme con un país libre y sin peligro para visitarlo. Además es que es un país bellísimo. Allí existen innumerables cañones y cursos de ríos entre tremendos barrancos en mitad del desierto.
    Pero tal y como veo la situación lo veo muy, pero que muy difícil. Son muy tradicionalistas y tienen sus modus vivendi y nosotros, los occidentales, les estamos intentando meter a golpes el nuestro. Difícil está.


    Y ahora volviendo a la realidad social más próxima... A muchos de los fotógrafos que empiezan... les da mucho apuro hacer fotos sociales porque no saben como va a reaccionar la persona fotografiada. Me imagino que para esto tampoco hay normas fijas ¿Cuál es tu método?

    Realmente el método es el respeto. Como explicaba antes, es lo primordial. En ningún momento debe sentirse ni acosado ni molesto. Mi recomendación es intentar meterse en la situación hasta que se transmita la sensación del respeto. Pero está claro que siempre estará en función de tu comportamiento y del mencionado respeto.


    A tu juicio ¿dónde está la diferencia entre una buena fotografía social y un reportaje familiar de un evento social?

    Me hace gracia que me hagas esta pregunta, porque esta misma semana he estado haciendo las fotografías de rigor para la comunión de mi hija mayor. Aunque nos lo hemos pasado muy bien, te das realmente cuenta de lo difícil que puede llegar a ser. Y es cuando le das mérito a este tipo de fotografía. La luz es importantísima en esas situaciones. Pequeños detalles que pasan desapercibidos, te das cuenta que te pueden arruinar una foto o incluso el reportaje entero. Y es aquí donde está la diferencia con una fotografía o un reportaje social. En la fotografía social te centras en el mensaje o en lo que quieres mostrar. La luz, el encuadre, incluso el procesado, puede pasar a un segundo plano. En un reportaje de un evento, buscas la excelencia de todos esos detalles: luz, encuadre, composición…

    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" align="left"><TR><TD>
    Presentacion-07zaragozahdr7.jpg
    </TD></TR></TABLE>

    ¿Qué equipo fotográfico utilizas habitualmente? (Cámara, objetivos, trípode flash, filtros...)

    Aunque esté mal el decirlo, ¡¡tengo de todo, oiga!! (jajajaja) Cuando me entró la fiebre total por la fotografía, como decía antes, quería hacer de todo. He nombrado los tubos de aproximación porque es el ejemplo claro. Los he usado muy, muy pocas veces. Así que está claro que esto no es de lo que más uso. Ni los filtros Lee, ni algún que otro objetivo por ahí olvidado. Así que al final siempre uso lo mismo: mi Nikon d300 y el Sigma 24-70 junto con el todoterreno 18-200 Nikkor. Suelo llevar también un Manfroto con su correspondiente rótula así como filtros polarizadores para ambos objetivos y un ND400. Y, por supuesto, no podría dejar de mencionar a mi salva-vidas. Mi Lowepro Slingshot 200. Y digo salva-vidas porque eso mismo hizo, salvarme la vida. Alguno del foro ya conoce la historia. Y, por supuesto, mi última adquisición, que ha conseguido que me olvide muchas veces la réflex en casa: una Leica d-lux 4.


    ¿Cómo te llevas con los píxeles y con los programas de edición?

    Pues he de decir que nos respetamos. Yo no me meto con ellos y así ellos no se aprovechan de mí. Quiero decir, ahora en serio, que intento utilizarlos lo menos posible. Es inevitable no utilizarlos, pero, como dijo una vez un compañero del foro, Lujó, hay que intentar dejar la foto en la cámara para que luego no tengamos que toquetearla mucho. Y, aunque en principio, pecaba de sobre procesados, ahora he encontrado mi manera de procesar e intento aplicar a mis fotos ese estilo.


    Hablando de edición... Este vuelve a ser un tema un poco problemático dentro de la fotografía de tipo social. Me imagino que quien se dedica a este tipo de fotografía debe ser más comedido en los retoques y en la producción que alguien que se centre en los retratos o la fotografía publicitaria. ¿Hasta dónde se puede editar una fotografía sin falsear la realidad que has registrado en tu cámara?

    A mí es que no me gusta ese tipo de procesados. Yo hago una foto, y luego, puedo intentar recuperar luces o sombras, o saturar, o meter niveles, hasta dejarla a mi gusto. Pero intento no tocar nada de lo que aparezca. El tampón de clonar, lo tengo con telarañas por encima. No lo uso. Si sale una, digamos, papelera por el medio, el error es no haberla visto a la hora de la toma.


    En la anterior entrevista, Albert, achacaba al foro de sociales una cierta tendencia a los temas tristes o depresivos y reclamaba un poco más de alegría. ¿Cómo valoras esta apreciación de Albert?

    Creo que no le falta razón. Pero también es verdad que en la mayoría de las ocasiones, las fotografías de sociales, van acompañadas de una denuncia. Pero también es verdad que hay muchas fotos en sociales que te hacen escapar esa sonrisilla que te alegra durante unos instantes.

    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" align="right"><TR><TD>
    Presentacion-08esta-es-mia.jpg
    </TD></TR></TABLE>

    Además de visitar y participar con fotos propias y con opiniones a fotos ajenas en la zona de crítica ¿participas en otros apartados del foro?

    Pues salvo los apartados que has mencionado y las votaciones de FDLS, he de reconocer que no mucho. Algún comentario y sugerencia en la Guía del Fotógrafo Viajero y poco más.


    Y en la vida social ¿sueles participar en quedadas locales? ¿conoces personalmente a muchos compañeros del foro? ¿ hay alguno/alguna con el que todavía no hayas coincidido que te gustaría conocer?

    Por casualidades de la vida, en las dos últimas grandes quedadas del foro, la de Segovia y la de Málaga, he tenido compromisos familiares que coincidían con la quedada (¡¡¡anda, Antonio, que poner la quedada en plenas fiestas del Pilar!!!). Conocer personalmente, no conozco personalmente a casi nadie del foro. A ver si en la próxima quedada no surge ningún inconveniente y conozco a toda esa gente que tengo ganas de conocer. No doy nombres que con mi memoria me dejaré a alguien en el tintero.


    Una pregunta un poco personal... ¿cómo llevan Esther, Natalia y Patricia esa afición, un poco obsesiva por la fotografía? ¿Es fácil para ti combinar tus tres debilidades que según comentas en el retrato robot son la familia, cocinar y hacer fotografías?

    La verdad es que no me puedo quejar. Están acostumbradas a “posar” constantemente. La que peor lo lleva quizás sea mi mujer, Esther. ¡¡Sobre todo por las compras de material fotográfico, jajajajaj!! En cuanto a las niñas, pues muy contento con ellas. E ilusionado. Ambas tienen su propia cámara y andan también todo el día tirando fotos. La de Patricia, la pequeña, afortunadamente es de estas que soportan golpes y más golpes, caídas y más caídas, ¡¡¡y sigue funcionando!!!
    En cuanto a mis otras debilidades, pues lo llevo muy bien. Es más de las tres cosas, lo que menos hago es hacer fotos. Tengo la suerte de disfrutar de un horario que me permite pasar muchas horas con mis hijas, con los deberes y los libros de la mayor y, por supuesto, con todas y cada una de las ollas de la cocina.


    Las preguntas del millón
    A/. Qué porcentaje de importancia tiene en un buena foto: 1 La idea/preparación 2.La toma. 3 El procesado 4 El soporte

    B/. Qué porcentaje de importancia tiene en una buena toma: 1 El encuadre, 2 La luz, 3 El color, 4 El formato 5 La nitidez


    C/ ¿Eres partidario de utilizar filtros? ¿En la misma toma? ¿En el procesado?
    A). Creo que, aunque todo es importante y que una buena foto es la conjunción de estas cuatro características, el procesado y el soporte siempre es corregible o modificable. En definitiva, tienen solución. Sin embargo tanto la idea como, sobre todo, la toma son el punto de partida y lo hecho, hecho está y son dos características no se pueden cambiar en una foto.
    B). Aquí creo que la cosa cambia con respecto a la pregunta anterior. Considero que la fotografía debe ser la suma del encuadre, composición, control de luces, nitidez… y que el resultado de dicha suma debe de ser uno. Siempre. El valor de las variables no importa. Habrá fotos que no tengan una nitidez adecuada pero la idea que transmite su composición es tan buena que equilibra esa falta de nitidez, o de color o de luces… y en otras ocasiones se hayan conseguido tal nitidez y tan buen control de luces que poco importará si está bien compuesta.
    C). Siempre dependerá del tipo de foto que quiera sacar la utilidad o no de filtros. Creo que un polarizador siempre está bien tener. Y un degradado neutro tipo nd400 también lo recomiendo y, obviamente soy partidario. Eso sí, siempre en la toma.
    <TABLE border="5" bordercolor="#ffffff" align="left"><TR><TD>Presentacion-09dos-hombres-y-el-mismo-destino.jpg</TD></TR></TABLE>

    ¿Acostumbras a pasar tus mejores trabajos a papel o piensas que la mejor manera de ver, almacenar y presentar las imágenes digitales son los soportes digitales?

    Ambas cosas. Me gusta presentarlas en pantalla y, por seguridad en plan Back up, me hago siempre copias de seguridad en diferentes discos. Pero creo que una foto, una buena foto debe ser siempre pasada a papel. También he hecho bastantes libros con mis fotos. Los de Snappy de calidad fotográfica son auténticamente una verdadera maravilla para presentar tus trabajos.


    He terminado con todos los disparos... ¿Te queda algún pixel por iluminar? Completa la imagen si lo consideras conveniente.

    Igual que los surferos siempre buscan “la ola perfecta”, pues el último disparo siempre lo guardaré para esa foto que todos buscamos: “la foto”. Hasta entonces por aquí seguiremos (bueno, y después también) intentando aprender y lo poquito que sabemos, transmitirlo a los demás. En definitiva, formar parte de la idiosincrasia de este foro.

    Por lo demás, dar las gracias a Ojo Digital por esta nueva oportunidad que me ha brindado. A la gente con la que más he ido coincidiendo todo este tiempo: Mario, Leo, Jonathan, Pedro, Juan, Daniel, Javier, Ricardo, Elena, Martín, Cruz, Carlos, Albert, Ricardo, Luis, Robert, Félix, Eduardo, Francisca…. a muchos más que me olvido y a una inspiración y un ejemplo como es Manuel Vilches (Marlo). Y lo hago con sus nombres, que es como me gusta llamar a la gente.
    Y, como no, gracias especiales a ti Antonio. Por todo lo que aportas a este foro y por haber pensado en este servidor para la entrevista. Gracias sinceras.
    Por último, dar las gracias por su santa paciencia a mi santa, a Esther. No sólo por comprenderme sino por apoyarme tantas veces.

    Presentacion-ensename-mi.jpg



    Presentacion-boton-20coque.jpg
    Comentarios 43 Comentarios
    1. Avatar de j_u_a_n314
      j_u_a_n314 -
      GRAnde Jorge,muy grande............ojalá algún día me puedas contar lo de la mochila mientras nos tomamos algo..........
    1. Avatar de BenRo
      BenRo -
      Gran entrevista a un gran forero, enhorabuena a los dos! La historia de la mochila es una de las más (por suerte) graciosas que he leido en el foro.

      Saludos
    1. Avatar de Templariouruguayo
      Templariouruguayo -
      Hola Jorge, la entrevista no hace más que confirmar la sensibilidad que demostrás en tus fotos...gracias por compartir tus vivencias y gracias también por tu recuerdo...
      Antonio, a vos te agradezco que nos hayas acercado a Jorge por medio de un excelente reportaje...
      Un abrazo a los dos
      Daniel
    1. Avatar de fortinero51
      fortinero51 -
      Excelente reportaje Antonio.

      Jorge, por esas vueltas del destino no pude contactarte cuando viví en Zaragoza, pero creo que lo transmitido aquí sirve mucho para conocerte mejor.

      Quién sabe, quizás esas mismas vueltas algún día nos pongan a la misma mesa de un bar, en cualquier lugar de este pequeño gran mundo y podamos charlar un buen rato.

      Saludos
      Daniel
    1. Avatar de JavierLt
      JavierLt -
      Una gozada Jorge. A ver cuando podemos conocernos en persona, que yan van varios intentos fallidos...

      Un fuerte abrazo.

      Por cierto, Antonio, otro gran trabajo
    1. Avatar de Luamac
      Luamac -
      Preciosa entrevista
    1. Avatar de elenaburn
      elenaburn -
      He de decirte que se me ha escapado una lagrimilla mientras leia la historia del autorretrato que nos has enseñado, una magnífica entrevista Jorge, me apunto a tomar algo yo también mientras cuentas lo de la mochila; gracias por acordarte de mi en la entrevista

      PD: este año volverá a ser la KDD en las fiestas del Pilar fijo así que reserva esos días que Dani y yo iremos bajo viento o marea...
    1. Avatar de Clin
      Clin -
      Gracias por acercarnos a tu realidad, Jorge.
      Yo también me apunto a la charla y explicación sobre la mochila delante de unas cervecitas...
      Un abrazo
    1. Avatar de Albert
      Albert -
      He disfrutado como un enano leyendo esta magnífica entrevista. Me siento orgulloso que haya militares como tú en el ejército, con esa sensibilidad y calidad humana. Espero poder llegar a estrechar tu mano y darte un fuerte abrazo en un futuro.... y cómo no!, oirte con tu voz explicarnos la odisea de la mochila... que hartón de reir por Dios!.

      Salu2.
      Albert .
    1. Avatar de Arce
      Arce -
      Un placer verte la "jeta" y conocerte un poquito más, no hace más que afirmar la idea que tengo de tí: un tio cojonudo . Me apunto a esa caña con juan, contigo y con todos los que has mencionado , a ver para cuando una kdd en la que podamos conocernos.
      Un abrazo, Rober.
    1. Avatar de ayzoavin
      ayzoavin -
      Un placer conocerte un poquito más y ver que la humanidad que destilan tus fotos no es ninguna casualidad. Yo sí conozco la historia de la mochila pero tampoco me importaría oírla de tu boca.
    1. Avatar de MacJonnhy
      MacJonnhy -
      Que sensacional entrevista al gran Jorge y que alegría me he llevado al leerla. Sus fotos inolvidables que nos han marcado a muchos y su calidad humana hacen muy grande a éste foro.
      Un abrazo, amigo.
    1. Avatar de hartza
      hartza -
      Me la he leído de un tirón. Gracias, Jorge, por tus trabajos, por tus comentarios y aportaciones al foro en general, pero sobre todo por estar ahí y demostrar a más de uno que se pueden llevar determinados uniformes y poseer a la vez una exquisita sensibilidad.
      Gracias también a Antonio, que una vez más nos brinda la oportunidad de conocer un poco más a otro compañero del foro y lo hace con la calidad que le caracteriza.
      Un abrazo a ambos.
      Cruz.
    1. Avatar de tatekieto
      tatekieto -
      un placer leer tu entrevista y me apunto a lo que comentas de que aveces la vida te puede cambiar. la sensibilidad es muy importante y tu la tienes, a mas de uno le puede cambiar tambien leyendo esto, un abrazo.
    1. Avatar de Palacios
      Palacios -
      Una gran entrevista si señor, así nos conocemos un poquito mas, felicidades.
      un saludo
    1. Avatar de Mario V
      Mario V -
      Buen reportaje Jorge, ha sido una manera de conocerte más de cerca y saber algo más sobre este buen fotógrafo y compañero de foro. A ver si en una de estas quedadas por fin nos vemos las caras. Un abrazo.
    1. Avatar de CHEFOTO
      CHEFOTO -
      encantado conocerte mas paisano,aplado tu humanidad y la labor que desmpeñais,espero seguir mucho tiempo conociendo historias del mundo plasmadas en tus maravillosas fotos,saludos
    1. Avatar de ArumGsxR
      ArumGsxR -
      Muchísimas gracias Jorge por poder disfrutar de nuevo de un relato tuyo, esta vez en forma de entrevista, y por poder ver una serie de tus fotones... aún recuerdo como si fuera ayer al día que escribiste en el foro despidiéndote porque te marchabas de misión a Afganistán.

      Gracias también a Antonio por este "peaso" de entrevistas

      Un fuerte abrazo.
    1. Avatar de Kaxkarina
      Kaxkarina -
      Ahora entiendo cuando dicen que se envían tropas en misión humanitaria. Se ve que no te falta de eso, de humanidad, cosa que ya se intuía de tus fotos y que se corrobora con la entrevista. Un gustazo conocerte un poco más a fondo, Jorge . Y gracias a Antonio por la serie de entrevistas tan bien curradas
    1. Avatar de frivera
      frivera -
      Es un gran placer leerte, Jorge, máxime cuando nos hemos comunicado en relación a tu espléndido artículo de viajes sobre Afganistán con sus maravillosos retratos de corte social.
      Gracias por seguir colaborando