Estás viendo el contenido archivado del viejo foro de Ojodigital. No podrás iniciar sesión ni crear nuevo contenido o comentarios.

El foro de ojodigital ha migrado a: https://foro.ojodigital.com, con un aspecto mucho más moderno, amigable y adaptado a dispositivos móviles.

¡¡PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER AL NUEVO FORO!!

  • Marlo

    Que les parece esta....-marlo_01.jpg

    Presentamos hoy a Manuel Vilches, a quien todos conocemos como Marlo, un malagueño que ha encontrado a través de la fotografía la forma de ayudar a los pueblos más necesitados, a gentes humildes de aldeas pequeñas que sufre diariamente en las condiciones de vida que les ha tocado vivir, gentes que ha conocido desde que en 1990 empezó a viajar a esos lugares perdidos en el tiempo y en la distancia.

    Marlo no podía seguir viviendo así, no podía cerrar los ojos después de ver el sufrimiento de esas personas que iba conociendo en sus viajes y que se habían convertido ya en sus amigos, ellos estaban dejando una huella demasiado grande en su corazón, no eran invisibles y no deseaba que lo fueran para nadie.

    Es por ello que decide enseñarnos sus rostros y su forma de vivir a través de la fotografía y es entonces cuando decide crear una pequeña asociación llamada Dubadu desde la cual poder ofrecer esa ayuda que tanto estaban necesitando: medicamentos, material escolar… todo ello se lo podría proporcionar si conseguía vender esas obras que a todos nos han emocionado, nacía en ese momento “la fotografía solidaria”.

    La fotografía se convierte desde entonces en una forma de dar a conocer las realidades de distintas culturas, de otras formas de vida, la fotografía lo acerca a ese mundo humilde y marginado y él encuentra la forma de acercárnosla hasta nosotros.

    Sus exposiciones: “Siria te presto mis ojos”, “Yemen una mirada al pasado”, “Mali geografía humana” y “El Agua de la Vida” dan buena cuenta de esos mundos, son fotografías magníficas que no dejan indiferentes al que las ve porque nos muestran el alma de esas gentes.

    A través de sus ojos vemos todos y además se nos permite colaborar de forma solidaria, es entonces cuando la fotografía se convierte en algo muy grande, cuando Marlo la eleva a lo máximo.

    Gracias Manuel por permitirnos conocer esas realidades y por esa gran labor humanitaria que estás realizando, gracias también por permitirnos colaborar con nuestro granito de arena.

    Núria


    ¿Quién eres? ¿Qué haces?

    En una lectura poética, una poetisa me pregunto. ¿Quién eres? Mi respuesta fue: Alguien que mañana será incapaz de recordar el color de tu vestido, pero jamás el color de tus ojos. Mi nombre es, Manuel Vilches y comencé a rodar por este mundo a los 14 años, he sido camarero en diversos lugares del mundo hasta que cansado volví al nido donde se encontraban los míos, más tarde me di cuenta que los míos eran muchos y estaban repartidos por todo el planeta.

    Después fui monitor de forja a la manera tradicional, mi vida está ligada al fuego y al agua, cosas incompatibles pero necesarias, al menos para mí.

    Ahora tengo un taller de carpintería metálica y mi trabajo consiste en hacer diseños de muebles y objetos de decoración.

    Cuéntanos sobre tu afición y comienzo en la fotografía y que supuso el paso a digital si es que empezaste en analógico. ¿Qué equipo posees?

    Mi forma de expresar lo que sentía, lo que vivía, era a través de la poesía, un día me di cuenta que el entorno estaba cambiando, la poesía en si, se volvía maldita, era el recurso de unos cuantos locos. Corrían los alucinantes comienzos del los 80 y la imagen daba pasos de gigantes para conquistar el mundo, todo era visual y se hacía más cierto que nunca aquella frase de, vale más una imagen que 100 palabras. Un grupo de amigos nos reuníamos la tarde de los sábados en aquella habitación donde la magia de una bombilla roja, unas cubetas y unos líquidos donde bañar el papel de brujo, era todo lo necesario para que dibujaran caras de sorpresa ante el milagro de la imagen.

    Más tarde llego el milagro del digital, para mí no fue ningún trauma ni esfuerzo, todo era más cómodo, se habría un millón de posibilidades, tuve la visión de que estábamos ante el futuro, otros amigos le dieron de lado y al final todos cayeron rendidos a esa magia de la técnica, que no era ni mejor ni peor, solo distinta.

    Ahora no concibo la fotografía de otra manera.

    Mi equipo es una Fuji S3Pro, con varios objetivos y una Canon D5, suelo utilizar casi siempre angulares, me gusta estar cerca de lo que fotografío.
    Que les parece esta....-marlo_02.jpg
    Describe en una o dos líneas la palabra fotografía

    Mil fotógrafos podrán describir de mil formas distintas que es para ellos y que significa esa palabra, para mí es muy sencillo, es el resultado de la convivencia, del acercamiento a pueblos y culturas completamente distintas a las mías, es la forma en la que mejor se hacer eso que llaman transmitir emociones, me involucro en lo que hago y lo hago desde el respeto.

    ¿Qué es más, qué es menos... equipo, ojo, técnica?


    La fotografía nace de una necesidad vital, la necesito para vivir. Primero la planeo e intento planificar mentalmente que quiero y como quiero hacerlo. Es importante saber que quiero mostrar. Luego se crean situaciones que con el tiempo aprendes a valorar, a saber cómo comportarte ante esas situaciones.

    Si no lo tienes en tu interior no va a salir de la cámara, es solo una maquina, ya sé que es cierto que cuanto mejor es la herramienta más fácil es sacarle partido, mejor será el resultado, pero lo de bueno o de malo que hay en el fotógrafo será el resultado de su trabajo.

    ¿Editas mucho? tiempo para el proceso ¿crees que hay límites? ¿Una fotografía tiene más o menos valor según el tipo de edición que se le haya realizado?

    Que les parece esta....-marlo_03.jpg
    Unas veces sí, otras no, depende de lo que vaya buscando, lo que quiera trasmitir en esa imagen, y por supuesto no creo que haya limites, lo que si debe de haber es resultados y si este es bueno ¿por qué poner límites?, es una de las mayores ventajas del digital.

    Una buena edición hará posible potenciar una buena imagen, la base debe de ser esa. Casi nunca sale nada de una imagen que no está bien tirada, bien medida, bien pensada.

    ¿Qué tipo de fotografía es la que más haces? ¿Y la que más te gustaría hacer? ¿Cuál es tu reto o tu espina?

    Por supuesto aquella que me permite acercarme a distintas culturas y pueblos, ya que gracias a ese tipo de fotografía me hacen ver ese mundo de manera distinta, intento captar situaciones, miradas, gestos que me acerquen más a esa gentes y a su forma de vida, me gusta mirar como miran los niños, descubriendo cosas nuevas, cosas tan normales que pasan desapercibidas simplemente por ser cotidianas. Suelo mirar de frente y me encanta que me miren de frente, sin tapujos ni perjuicios, ellos saben mirar así. Y esa es la fotografía que me gusta hacer, aunque gustar no sea la palabra correcta, para mí la palabra sería necesaria.

    Mi espina es no haber tenido el valor suficiente para estar allí donde la fotografía se vuelve necesaria, donde se convierte en testimonio y testigo de la estupidez y brutalidad de los hombres, donde las imágenes hacen quedar de mentirosos a gobiernos y déspotas, hombres y gobiernos que se vanaglorian de grandezas y democracias ganadas a fuerza de pisotear y masacrar al prójimo. Esa es mi gran espina, grande, grande.

    ¿Te gustaría vivir de la fotografía?

    Me gustaría más que mi fotografía pudiera hacer vivir a otros, ayudarles en lo posible, intentar mejorar aunque solo sea un poquito sus vidas, no hablo de cambiar, hablo de llevar un poco de dignidad, de la nuestra, de nuestro mundo, de que sepan que hay gentes que no están mirando hacia otro lado, que aún es posible la esperanza.

    Que les parece esta....-marlo_04.jpg
    Háblanos de tu entrada en OD, ¿cómo la recuerdas?

    ¿Recuerdas mi respuesta a la poetisa? No recuerdo bien cómo surgió, eso sí, recuerdo que metí la pata hasta el fondo, ya que coloque en un post de Vini una foto de mi compañera, sin embargo Vini fue muy amable. Todos habéis sido muy amables conmigo y eso es de agradecer.

    ¿Te acuerdas de tu primera foto en los foros? ¿Qué ha supuesto OD en tu aprendizaje y afición a la fotografía?

    Si, la comentada anteriormente, una de mi compañera.

    OD ha sido como un gran grupo de amigos donde compartir una afición común, un lugar de encuentro, donde la vida transcurre a través de imágenes y es a través de ellas donde cada cual canaliza sus sueños, su forma de trasmitir sus inquietudes, e incluso sus frustraciones, y esto es tremendamente útil para canalizar una necesidad, como es esta de congelar momentos que de una forma o de otra nos hace estar alertas de lo que ocurre a nuestro alrededor.

    Háblanos de algún referente tuyo de dentro o de fuera del foro.


    Mis referentes son un poco atípicos, nunca me quedo en la superficie, me gusta arañar intuir que hay detrás de cada imagen, ¿por qué la necesidad de fotografiar eso y no otra cosa?, cada cual debe de tener sus motivos y todos serán comprensible, como dije al principio, vengo de la poesía y eso conlleva una lucha constante por descubrir la raíz, una vez que intuyes el camino, que la luz se cuela por un pequeño resquicio es cuando realmente das con la clave, y aquí hay gente a la que intuyo maravillosa ya no solo por sus fotografías ni por sus comentarios si no porque he descubierto la necesidad de algunos por expresar lo que sienten lo que ven, sobre todo por esa necesidad. La fotografía es un veneno dulce que a veces nos vuelve transparentes. Es una forma de gritar en silencio, de hacerle ver al mundo que no estamos ciegos.

    Aquí estoy a gusto, me siento como en casa y eso es gracias a muchos de ustedes y no puedo nombrar a todos, porque no quiero dejar a ninguno fuera. OD somos todos.

    Pero hay un fotógrafo al que admiro profundamente, no solo por sus imágenes, por su forma de vivir la fotografía, por su comportamiento ante la desgracia humana, por su actitud y respeto hacia el que sufre, James Nachtwey, creo que ha llegado a hacer digna la profesión de fotógrafo y a mostrar al mundo la desgracia y el sufrimiento de los más desfavorecidos de la forma más digna posible.

    Gracias a OD he conocido personalmente a...

    He conocido a ClinSbud, Joio, Kitflus, Alv, Antonio Martín, y espero no olvidarme de muchos.

    Espero algún día conocer personalmente a...

    Bueno, aquí sí que me metéis en un compromiso, quiero conocer a mucha gente, no puedo olvidar a Leondemoncayo, un tipo simpático y afable, a Nuria, Vini, Frivera, Félix Capote, Ziriab, Gurb, Olympia, Amador, Chavi, qwerty, en fin a muchos y seguro que me perdonaran el olvidarme de ellos.

    Hay mucha gente que ha sido muy generosa con la labor solidaria que en estos momentos me tiene ocupado. Gracias a todos.

    ¿Cómo veías a OD cuando entraste y como lo ves hoy? ¿Le falta algo, le sobra algo?

    OD ha tenido sus momentos álgidos y de bajonazos, no hay que olvidar que es una comunidad compuesta por persona, y cada cual tiene diferente animo según los días y los acontecimientos en sus vidas, al ser una gran comunidad como tal funciona. Hace un año aproximadamente hubo gente que eran verdaderos referentes en esta comunidad que desaparecieron, sin embargo llegaron otras con otro aire, incluso algunos de los que estaban asumieron ese papel y todo comenzó a funcionar, ahora pasa por un momento estable. Aunque nunca me deja de sorprender algunas riñas y polémicas por cosas sin importancia, es como oír discutir a niños que están jugando, me divierte.
    Que les parece esta....-marlo_05.jpg
    ¿De qué foto/s te sientes más orgulloso y por qué?

    No he llegado a ver mis fotografías como una obra, y no me siento orgulloso de ninguna en especial. Lo que si me hace sentir alegría es el saber de donde nacen, que hay detrás de cada una de ellas, cuando las reviso me transportan al momento que viví, como eran esos niños, como aquella mujer me invito a comer entre toda su familia haciéndome sentir uno más. Más que orgullo ellas me hacen sentir una alegría inmensa, y a la vez una tristeza insondable, es como vestirse de payaso con un corazón destrozado.

    ¿Has expuesto, de manera individual o conjunta?

    Todas mis exposiciones han sido individuales, y es curioso, veinte años fotografiando pueblos diversos y culturas tan alejadas de la nuestra, y nunca pensé en exponer. Un día unos amigos visionando un reportaje, me animaron a hacerlo y ahí empezó todo, con mi primera exposición, “Te presto mis ojos” una visión de Siria meses después del ataque a Irak.

    ¿Has ganado algún premio?

    He ganado algunos premios, pero sin importancia.


    Háblanos de las dos exposiciones que has hecho: Siria, te presto mis ojos y Yemen, una mirada al pasado y también adelántanos algo sobre las dos próximas exposiciones que tienes preparadas: Mali geografía humana y el agua de la vida.


    Te presto mis ojos, fue mi primera exposición y quizás por ello me trae un recuerdo especial. Recuerdo el alboroto que creo entre los míos mi visita a Siria meses después del ataque a Irak, este viaje era necesario para mí en ese momento, necesitaba estar cerca del conflicto, ver la reacción de las gentes que de una forma u otra se sentía atacadas de una forma tan violenta. A 95 kilómetros de la frontera con Irak, se podían ver los primeros refugiados, que llegaban a Siria, y como eran acogidos por el pueblo sirio. Un pueblo acogedor, con un refinamiento exquisito en el trato al extranjero, fui feliz entre ellos conociendo sus costumbres y su forma de ver y enfrentarse a la vida.

    Yemen fue dar un salto a la edad media, haber viajado a través del tiempo y caer en un país de cuento, es el lugar donde más me ha impresionado la arquitectura y su orografía, los paisajes yemenitas cuentan con el valor añadido del trabajo del hombre, su huella está salpicada por infinidad de paisajes, desde la agricultura hasta las ciudades fortalezas, conocidas como nidos de águila. Fortalezas para resistir los incontables ataques de los otomanos. Llegar hasta la legendaria Marib, asentamiento de la reina de Saba, o recorrer a pie las montañas de Haraz en Manakha, fue toda una vivencia. Sin embargo la mayor satisfacción fue convivir con sus gentes, hombres y mujeres afables, simpáticas, preocupados en todo momento por nuestro bienestar. Fue toda una aventura adentrarse en el mundo de la mujer y poder fotografiarlas en sus quehaceres cotidianos, tanto en sus casas como en los mercados. Un lugar que está dentro de mi corazón.

    El agua de la vida, fue mi tercera exposición y se ha convertido en una de las más solidarias. Ya que no solo ha servido para llevar medicamentos y material a África, esta exposición arribo a Madrid de la mano de la Fundación Gomaespuma y toda la recaudación fue destinada para ayudar a la construcción de un colegio en Sri Lanka. Con ella comienza la andadura de Fotos Solidarias. Es una exposición en la cual intento trasmitir la idea de la importancia del agua para las distintas etnias que pueblan el Sahel, y que los países llamados del 1º mundo tomen conciencia de la situación de estos pueblos.

    Que les parece esta....-marlo_06.jpg
    Malí Geografía Humana es la forma de presentar a una serie de etnias en estado puro, África no es solo un continente, África es un estado de ánimo, hay muchas imágenes conocidas por todos donde el dolor y el sufrimiento son los verdaderos protagonistas, pero hay otra África, llena de pueblos y culturas milenarias, pueblos que han sufrido la esclavitud, la hambruna, las envestidas del clima, y sin embargo conservan intactas sus tradiciones su forma de vida y sobre todo su orgullo, un orgullo calmado, sencillo sin aspavientos, y es ese orgullo, ese sentir el que he intentado plasmar en esta serie de imágenes.

    Has entendido la fotografía como medio para tratar de ayudar y solidarizarte con otras personas de diferentes realidades sociales, como surge la idea de la asociación Dubabu? Con la ayuda económica que consigue la asociación a través de foto solidaria, ¿qué cosas se pueden hacer? ¿Cómo podemos colaborar con la asociación?


    La idea surge de la imperiosa necesidad de sentirme útil, viajar, ser tratado de la forma en la que he sido por tantos y diferentes pueblos, me hizo comprender que de una u otra forma estaba en deudas con ellos y viendo que mis exposiciones atraían a bastantes gentes, todas las recaudaciones eran entregadas a ONG. Un buen día tuve un tropiezo con un representante de una de las ONG más importantes del planeta, esto me sucedió en Níger, después de un buen rato de discusión y charla pude comprobar lo que realmente llegaba a manos de los más necesitados, el cabreo fue espectacular, y de esa rabia nace lo que hoy es toda una realidad, nuestra asociación DUBABU. El año pasado viajamos a Malí y repartimos material escolar, camisetas y medicamentos por valor de 2.755 Euros, todo generado a través de mis fotos. Este año comencé de nuevo la campaña Fotos Solidarias y gracias a la ayuda de muchos de ustedes podremos llevar una buena cantidad de medicamentos y material.

    ¿Esa capacidad de comunicación con otras culturas como la consigues? ¿Qué te ha aportado personalmente la convivencia con la gente de esos países tan desfavorecidos socialmente?

    Muchos me preguntan, sobre mis retratos, como consigo capturar esos gestos tan intensos, esas miradas directas y serenas. Todo se basa en el conocimiento del lugar y las costumbres de las gentes que visito y sobre todo en la actitud y el respeto hacia ellos, y estos saben captar perfectamente esa actitud. Creo que fue Capa quien dijo: “si una foto no es buena es porque no te has acercado lo suficiente”

    Que les parece esta....-marlo_07.jpg
    Ellos han llevado serenidad a mi espíritu, me han enseñado a valorar lo que realmente es importante en mi vida. Con ellos he aprendido el valor de la familia, la solidaridad con la que viven, y la perfecta simbiosis que mantienen con su entorno a pesar de la dureza en la que se desarrollan como pueblo.

    Cuéntanos alguna anécdota sobre esa convivencia y algo que te haya emocionado.

    Recuerdo que en mi viaje a Siria, estábamos invitados en casa de una familia de Palmira, nos ofrecieron té, dátiles y nos encendieron su pipa de agua para fumar juntos. Aquella noche nos fuimos pronto con el compromiso de volver a cenar al día siguiente. Así lo hicimos, nos esperaban a la puerta de su comercio, cenamos en la calle y sobre las tres de la madrugada el anfitrión de la casa se acerco a mí, mirándome fijamente a los ojos me pregunto, ¿Por qué estás aquí? Estoy aquí, por una necesidad vital, quiero ver el efecto de la guerra en vuestro pueblo, vengo a protestar por una situación que siento injusta, quiero estar aquí en estos momentos representando a millones de personas que sufren con vosotros en la lejanía. Cogió mis manos entre las suyas y mirándome fijamente me dijo: Mis hermanos están sufriendo, mi pueblo tiene el corazón roto. Yo estoy aquí para prestaros mi corazón, vengo a que no os sintáis solos, y apretando mis manos con lágrimas en los ojos me contesto. Tú nos prestas tu corazón, yo te presto mis ojos ve y cuenta lo que has visto, mi pueblo estará en deuda contigo.

    Acababa de nacer mi primera exposición, Te Presto mis Ojos, y una amistad que dura en el tiempo, a pesar de la distancia.

    Me gustaría dar las gracias a los que habéis hecho posible, no esta entrevista, si no todas las que hacéis, es una maravillosa forma de humanizar avatares con simples nombres. Gracias de corazón a todos.

    Gracias de corazón a todos.

    Que les parece esta....-marlo_08.jpg