Registrarse
  • Auschwitz (de Tomás Rubia Alarcón)

    La Mitjana-foto-2-y-portada-si-es-posible.jpg

    Cuando diseñamos nuestra ruta en coche por Centroeuropa no quisimos pasar por alto el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau. Todo y que intuíamos que visitar el tristemente famoso campo de exterminio seria una visita emocionalmente dura por los acontecimientos que allí tuvieron lugar, sentimos que teníamos la obligación moral de contribuir a mantener viva la memoria de las personas que allí murieron, víctimas de la barbarie nazi. La visita a Auschwitz-Birkenau iba a ser un alto en nuestras vacaciones que nos iba a hacer reflexionar sobre una realidad atroz cometida por el ser humano.

    Ojala el testimonio silencioso de este lugar fuera suficiente para que nunca más hechos de semejante crueldad vuelvan a suceder.
    Desde Cracovia recorrimos unos 40 km, hasta llegar al pueblo de Aushwitz, de donde coge el nombre el famoso campo de concentración. Nos sorprendió que a pesar de la cercanía del pueblo con el campo, no encontramos prácticamente ninguna indicación para encontrar el museo, ni tampoco vimos turistas en el pueblo, a pesar de que cada año visitan el campo de concentración más de un millón de personas.
    Una vez llegados Auschwitz I, la primera impresión el silencio que ahí se percibía, a pesar de la cantidad de gente que aguardaba para empezar la visita, las caras serías y el ceño fruncido inundaban la entrada del campo. Mientras se espera a empezar la visita guiada hay una sala de audiovisuales donde se puede ver un documental sobre el 27 de enero de 1945, fecha en que se liberó el campo. En el documental se puede ver imágenes y fotografías registradas durante la liberación del campo por los soviéticos.

    Como pequeña reseña histórica, comentar que el campo de concentración de Auschwitz fue construido a partir de un antiguo cuartel del ejército polaco meses después que el ejército alemán invadieron Polonia el 1939, inicialmente con la idea de albergar presos polacos y soviéticos. Auschwitz I era el centro administrativo del campo y en él se albergaban generalmente entre 13 000 y 16 000 prisioneros usados como mano de obra. A unos 3 km de Auschwitz I se encuentra el segundo campo, llamado Auschwitz II (Birkenau), que se empezó a construir en 1941 y que fue ideado para exterminar a los prisioneros como parte de la “solución final” (genocidio sobre los judíos europeos). En 1942 se construye Auschwitz III, que funcionó como industria de la empresa alemana IG Farben, y que producía combustibles y goma sintética aprovechando a los prisioneros como mano de obra. Este último campo no se visita.


    “Arbeit macht frei” (el trabajo os hará libres). Esta es la frase que los prisioneros, judíos principalmente, pero también intelectuales y prisioneros políticos polacos, gitanos o presos de guerra soviéticos, leían diariamente cuando atravesaban la puerta del campo. Esto recordaba a los prisioneros que debían ser capaces de trabajar, de lo contrario la única alternativa posible era la muerte. Con esta explicación el guía empezó la visita, añadiendo que este cínico y malvado lema fue importado desde el campo de Dachau (Alemania) por Rudolf Hoss, primer comandante del campo.

    La Mitjana-foto-1.jpg
    Entrada Auchwitz I

    La imagen del campo mientras se camina a través de sus calles son bloques dispuestos en línea como el que se ve en la fotografía.

    La Mitjana-foto-16.jpg

    La Mitjana-foto-17.jpg

    En el primer bloque que se recorre durante la visita, se muestran datos sobre el número de víctimas del campo y se explica el motivo por el que se escogió Auschwitz como lugar para realizar el programa de exterminio de la población judía. La exposición cuenta con fotografías tomadas cuando el campo estaba en funcionamiento, donde se muestra el proceso de selección de los deportados, fotocopias de documentos reales del campo, o latas de gas Zyklon B, usadas en las cámaras de gas. Impresiona especialmente la vitrina donde se exponen cabellos de las víctimas, que eran vendidos a fábricas de telas. Fue la sala donde realmente se sentía todavía más el silencio de los allí presentes.

    La Mitjana-foto-3.jpg
    Latas de Zyklon B

    En otro de los pabellones que se visita se exponen objetos de la vida cotidiana que traían con ellos los prisioneros y que, al llegar al campo, les eran requisados. Se pueden contemplar maletas, utensilios de cocina, cepillos de afeitado, cepillos de dientes, o los muñecos de los niños. Evidentemente, los objetos era trasladados por los reclusos porqué tenían una idea del lugar al que se dirigían diferente a la que encontraban a su llegada al campo.

    La Mitjana-foto-5.jpg
    Utensilios de los prisioneros

    Aparte los enseres personales, una de las imágenes más impactantes de la vista fue la sala donde se acumulan prótesis ortopédicas de todo tipo que los nazis quitaban a los prisioneros que las usaban. Esta gente no estaba capacitada para poder trabajar, por tanto, su destino, la cámara de gas o formar parte de algún macabro experimento "médico", era decidido por algún nazi del lugar.

    La Mitjana-foto-6.jpg
    Prótesis médicas

    En una sala se muestra como era la vida de los prisioneros en el campo, los trajes de rayas que vestían, los zuecos de madera o los triángulos usados para clasificar los diferentes tipos de prisioneros. La poca y mala comida que recibían los presos, en el pan incluso añadían serrín, junto con el duro trabajo provocaba que muchos terminaran muriendo por inanición o enfermedades gastrointestinales. Nos impresiono en profundidad las fotografías de algunos niños que fueron usados para experimentos, y nos emociono ver los retratos que se les tomaba a todos los prisioneros al ingresar en el campo. Estos cubren ahora las paredes del pasillo del bloque a modo de recordatorio. Había zonas en las que los niños realizaban dibujos y allí nos mostraron algunos ejemplos.

    La Mitjana-foto-7.jpg
    Pabellón de imágenes de reclusos

    La Mitjana-foto-9.jpgLa Mitjana-foto-8.jpg
    Dibujos infantiles

    Durante la vista entramos en el bloque usado como prisión del campo. La observación de las celdas y el sótano, donde los nazis llevaron a cabo la primera prueba de ejecución masiva con gas Kyklon B, nos puso los pelos de punta. Al lado de este pabellón, se encuentra un muro que era usado como paredón, un lugar que estremece sólo con el hecho de encontrarse allí. Los visitantes suelen acercarse a depositar piedras (suele ser frecuente en el pueblo judío) como reconocimiento a las personas que allí murieron.

    La Mitjana-foto-4.jpg
    Paredón

    La edificación que vemos abajo se utilizaba como cámara de gas. Las víctimas eran engañadas, mientras se les trasladaba se les hacía creer que se les iba a dar una simple ducha. Y para más crueldad, una vez ejecutados, eran otros prisioneros los encargados de recoger y trasladar los cuerpos entre cada ejecución.

    La Mitjana-foto-10.jpg
    Pabellones con sus chimeneas

    La visión de la torre de control de los prisioneros me llamó la atención como elemento singular que hace reflexionar todavía más sobre como debió ser la vida de los presos. Este es uno de tantos detalles que tiene este lugar de conmemoración.

    La Mitjana-foto-11.jpg
    Torre de control

    En Auschwitz I también se puede visitar una exposición titulada Martirio y lucha de los judíos. En ella se ven fotografías de las celebraciones religiosas de familias judías se puede ojear un gran libro que contiene el nombre y apellidos de todas las víctimas judías muertas en el holocausto. Mientras visitamos este bloque coincidimos con un grupo de jóvenes que portaban la bandera de Israel y que, en un determinado momento, se colocaron en círculo para rezar y cantar en homenaje a las víctimas. Esta situación en concreto te hace adquirir todavía más conciencia de que aquel lugar es más un lugar de peregrinación que un museo como se nombra a la entrada.

    La Mitjana-foto-12.jpg
    Listado de muertes

    Al terminar la vista al campo I, cogimos un autobús que te nos acercó al campo II (Birkenau). Para entrar al campo de Birkenau hay que atravesar la conocida como "puerta de la muerte", que todavía hoy es cruzada por las vías por las que los trenes llegaban al campo trayendo cargamentos de prisioneros. El campo estaba equipado con cuatro crematorios y su cámara de gas. La capacidad de aniquilación de cada cámara de gas era de 2500 personas por turno. Se calcula que en el campo de Birkenau murieron más de un millón de personas entre 1942 y 1944.

    La Mitjana-foto-13.jpg
    Pabellones Birkenau

    Muchos de los prisioneros que eran deportados a Birkenau, al llegar allí, eran directamente enviados a las cámaras de gas, muchas veces por la simple condición de ser anciano, niño o tener mal aspecto físico. Pero antes debían sobrevivir al transporte en tren. En los trenes los prisioneros eran transportados hacinados, como si de ganado se tratará, y no se les daba ni comida ni agua. La única ventilación eran las pequeñas rejillas que se puede observar en los vagones. Estas condiciones ya hacían perecer a cientos de personas durante el trayecto.

    La Mitjana-foto-14.jpg
    Tren de la muerte

    A pesar de que todos hemos oído hablar del holocausto, después de haber visitado Auschwitz uno puede ser más consciente de los hechos que allí tuvieron lugar. Personalmente, no soy capaz de expresar con palabras todos los sentimientos que la visita me generó, la desolación es omnipresente, y tengo el convencimiento de que solo los que vivieron ese infierno saben realmente lo que fue ese lugar.

    Creo que Auschwitz-Birkenau es un lugar donde podemos rendir homenaje a las víctimas y hacer público lo que allí sucedió para que el mundo tome conciencia de que aquello no debe volver a suceder. Es por eso, que creo que este lugar se debe visitar, pero siempre sin olvidar que en él perecieron más de un millón de personas, víctimas de la peor crueldad humana y que con toda probabilidad sea uno de los cementerios más grandes del mundo.
    Sin duda, la visita al Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau te hace reflexionar sobre la condición del género humano y sobre los límites del sufrimiento que una persona pude llegar a soportar.

    La Mitjana-foto-15.jpg


    Por último, me gustaría recordar una frase para la reflexión que está escrita en un pabellón y que debe ser tenida en cuenta por todo el mundo:
    "Quien ignora su historia está condenado a repetirla" (George Santanya)

    Tomás Rubia Alarcón

    Comentarios 13 Comentarios
    1. Avatar de Palacios
      Palacios -
      Sobrecojedor , vaya documento, ya conocia algunos de los datos pero nunca esta de mas volover a recordar hasta que punto pude llegar el ser humano,.
      un saludo
    1. Avatar de ariznaf
      ariznaf -
      Uff... desolador.

      Lo malo no es que la historia se pueda volver a repetir, es que ya lo ha hecho desde entonces en más de una ocasión.

      Por supuesto no con el grado de depravación y a la escala que llegaron los nazis, pero sí siguiendo los mismos principios que fundamentaron los inicios de la ideología nazi (y en general todos los fascismos) de superioridad de una raza, ideología o religión, que le permite decidir sobre los destinos de los demás y considerarse con más derecho a ciertas prerogativas o a ser felices que otros seres.

      Una visita así te tiene que dejar "tocado" por una temperada, la verdad.
    1. Avatar de huertas19
      huertas19 -
      Uno de los mejores reportajes que he visto en esta seccion.......la carne de gallina......

      Muchas gracias por traerlo.

      Un abrazo
    1. Avatar de rafacastellano
      rafacastellano -
      Hola. Yo estuve ahí hace años.
      Del "mal rato que pasé" estuve enfermo dos días: fiebre...

      Y pesadillas más de una semana.

      Horrible.

      Pero es cierto: hay que conocer lo que paso. Y conjurarse en serio al "nunca más".

      Os recomiendo el "Museo del Holocausto" en Jerusalem.
      Inolvidable.

      Saludos
    1. Avatar de Antonio Somoza
      Antonio Somoza -
      Estremecedor reportaje. Muchas gracias por compartirlo. La frase que cierra el reportaje debería ser de aplicación en todo el mundo..., incluido nuestro propio país en el que la barbarie también estuvo presente. No tuvimos cámaras de gas, pero también tuvimos campos de concentración, campos de trabajo esclavo, niños robados a sus padres, empresas que se beneficiaron del trabajo de los prisiones, ejecuciones sumarias y un plan de exterminio que en palabras de Mola pasaba por "crear una atmósfera de terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todo el que no piense como nosotros”.

      Sin embargo, aquí nada recuerda la barbarie y sigue habiendo miles de compatriotas enterrados en cunetas, campo abierto o fosas comunes en las proximidades de cementerios. A duras penas se ha logrado que en algunos lugares (Málaga, Navarra, Oviedo...) se hayan levantado monumentos de homenaje a los exterminados, pero más por empeño de las familias que por iniciativa de los gobiernos que hemos tenido que, al parecer, piensan que la frase de George Santaya no es de aplicación en nuestro país.
      Respeto y honor a todos los muertos por causa de la barbarie.
      Un abrazo
      Antonio
    1. Avatar de naip
      naip -
      un reportaje soberbio, gracias
    1. Avatar de Tomás Rubia
      Tomás Rubia -
      Cita Iniciado por ariznaf Ver mensaje
      Uff... desolador.

      Lo malo no es que la historia se pueda volver a repetir, es que ya lo ha hecho desde entonces en más de una ocasión.

      Por supuesto no con el grado de depravación y a la escala que llegaron los nazis, pero sí siguiendo los mismos principios que fundamentaron los inicios de la ideología nazi (y en general todos los fascismos) de superioridad de una raza, ideología o religión, que le permite decidir sobre los destinos de los demás y considerarse con más derecho a ciertas prerogativas o a ser felices que otros seres.

      Una visita así te tiene que dejar "tocado" por una temperada, la verdad.
      Totalmente de acuerdo contigo, se han repetido situaciones similares desde entonces, pero lo de este lugar supera cualquier noción que tengamos sobre la maldad.

      Un saludete
    1. Avatar de Tomás Rubia
      Tomás Rubia -
      Cita Iniciado por Antonio Somoza Ver mensaje
      Estremecedor reportaje. Muchas gracias por compartirlo. La frase que cierra el reportaje debería ser de aplicación en todo el mundo..., incluido nuestro propio país en el que la barbarie también estuvo presente. No tuvimos cámaras de gas, pero también tuvimos campos de concentración, campos de trabajo esclavo, niños robados a sus padres, empresas que se beneficiaron del trabajo de los prisiones, ejecuciones sumarias y un plan de exterminio que en palabras de Mola pasaba por "crear una atmósfera de terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todo el que no piense como nosotros”.

      Sin embargo, aquí nada recuerda la barbarie y sigue habiendo miles de compatriotas enterrados en cunetas, campo abierto o fosas comunes en las proximidades de cementerios. A duras penas se ha logrado que en algunos lugares (Málaga, Navarra, Oviedo...) se hayan levantado monumentos de homenaje a los exterminados, pero más por empeño de las familias que por iniciativa de los gobiernos que hemos tenido que, al parecer, piensan que la frase de George Santaya no es de aplicación en nuestro país.
      Respeto y honor a todos los muertos por causa de la barbarie.
      Un abrazo
      Antonio

      Me uno 100% a lo que has comentado Antonio. Los gobiernos y parte del pueblo tiende a esconder y/o no dar reconocimiento a las personas que padecieron o perecieron. Si tuviéramos un mínimo de respeto hacia estas personas no tardaríamos ni un momento en honrarlos.
      Durante el viaje en coche hacia Auschwitz vivimos una situación que nos llamó poderosamente la atención, y es que en ninguna parte del pueblo que limita con el campo hay una triste indicación del campo de concentración, tuvimos que llegar siguiendo a un autocar. Un dato para analizar.

      Un saludete
    1. Avatar de J.Rguez
      J.Rguez -
      Has captado muy bien lo tétrico del lugar. Esta visión me produce tristeza por lo que allí ocurrió. Un saludo
    1. Avatar de eilex
      eilex -
      Un reportaje tremendo, nos has traído el recuerdo del horror con tu texto y las imágenes. De acuerdo totalmente con la frase final. Esto habría que tenerlo grabado a fuego como algo que no repetir nunca.

      Enhorabuena por el trabajo, Tomás.

      Un saludo,

      Alejandro
    1. Avatar de agobe
      agobe -
      Que fuerte Tomas. Mientras leia y observaba las imagenes se ponia la piel de gallina.
      Enhorabuena por este gran trabajo y gracias por compartirlo.
      Un saludito
    1. Avatar de RicardofabiaN
      RicardofabiaN -
      Muchos recuerdos me trae todo esto, cuando yo lo visité (no se podía hacer fotos, pájaro) era tan solo un chaval de unos 25 añitos y casi diez años después aún me acuerdo de esas sensaciones que comentas cuando aún estás en la cola, toda la visita es estremecedora, pero hay un par de momentos especialmente duros en cada campo, no he visto fotos tuyas allí, así que es posible que no se visite ya, pero el interior de la cámara de gas del campo 1 con su crematorio y las mazmorras o calabozos del bloque 16 me aterrorizaron, recuerdo que había una celda de 1x1 en la que, después del sangriento día de trabajo, metían allí a los que estaban castigados para pasar la noche, obligaban a estar allí como a 10 o 12 personas juntas donde a duras penas caben 4 toda una noche... uff todavía se me eriza el bello.

      En el Birkenau, la llegada a la llamada rampa que era donde paraba el tren, también me impresionó, yo no hacía más que imaginarme a Menguele posar sus ojos en mi e indicarme con el dedo el grupo de los no aptos... la visita a los barracones fue quizás lo más duro de la excursión por el segundo campo, tienen aún las famosas literas de madera, ropajes que quedaron cuando los soviéticos liberaron el campo, etc.

      Sí que es necesario recordar hechos como los que acontecieron en el mundo durante esa guerra porque hay quien todavía hoy se atreve a negarlo y lo que es peor aún, a repetirlo como pasó en la antigua Yugoslavia, en Liberia, en Ruanda, etc.

      Un saludo.
    1. Avatar de Risolbal
      Risolbal -
      Magnífico reportaje. Las fotos acompañan muy bien al texto....