PDA

Ver la versión completa : Viajar con carretes?



overales
27/10/2008, 16:40
Hola! Me he comprado una bolsa especial HAMA opaca contra los rayos-X ya que marcho de viaje. Haré cuatro escalas a la ida y otras cuatro de vuelta.
Voy a llevar Kodachrome 64, algo de Acros 100 y Fomapan 400. He leido que no hay mucho problema de velados con estas sensibilidades, de hecho, no hay practicamente ninguno a no ser que la pasen muchas veces por el detector, ó que la intensidad de los rayos sea excesiva.
Sería más crítica una 3200 ISO.
La cuestión es;

Había pensado facturar los rollos dentro de la bolsa anti-rayos en la maleta y olvidarme. Si hago esto puede ser que vean algo extraño y paren la maleta y hayan líos, se retrase ó me llamen :D
Otra sería llevarlos encima, que según leo, los detectores no son tan agresivos y siempre puedo enseñar lo que llevo.
Lo malo es que si quieren ver lo que hay dentro me meterán los carretes directamente sin bolsa.
Vosotros qué haríais?

A la vuelta creo que intentaré enviarlos por DHL para España para no tener marrones.
No olvidemos que el destino es Colombia, y es evidente que al volver se pueden imaginar que llevo cualquier sustancia menos película :P

Ah! Pensaba llevar los rollos sin la cajita de plástico para aprovechar espacio. Es buena idea ó irán más protegidos con ella.

Gracias y saludos caleños!

Manolo Portillo
27/10/2008, 17:03
La cajita de plástico casi imprescindible (humedad, polvo, etc.).
Los rayos X no les hacen nada. No hace falta bolsa anti rayos.
Yo siempre los llevo encima y nunca les ha pasado nada.
Saludos.

nachomaga
27/10/2008, 18:56
Yo me voy de vacas dentro de poco y he pensado también en eso, pero también pienso que no va a pasar nada raro, antes de pasarme al digital viajé mogollón de veces con carretes y como Manolo, ningún problema. Ni con películas sin exponer ni expuestas.

Claro, pero todo esto fue antes del 11-S y la locura posterior. No sé si habrán subido la intensidad de los rayos-X, pero yo creo que no.

Lo de llevarlos como equipaje de mano eso fijo, que lo de la maleta va a ser una movida. Luego intentar que lo inspeccionen a mano, y si no, pues nada. Y lo de mandarlos por mensajero no sé, yo lo veo un poco movida...

Kike Pacheco
27/10/2008, 20:23
Yo cogí unos 7 vuelos antes de llegar a casa, lo hice con unos 40 rollos, todos de 100iso eso si, y no pasó nada. Lo malo de la bolsa antirayos es que van a ver que no pueden ver algo y te van a hacer abrirla, y si la facturas peor. Por esa razón yo decidí no comprar las bolsas, y porque me lo aconsejó un tipo que trabaja en un scanner y me dijo que sería lo que me ocurriría.
Saludos.

ragfa
27/10/2008, 20:30
A la vuelta creo que intentaré enviarlos por DHL para España para no tener marrones.
No olvidemos que el destino es Colombia, y es evidente que al volver se pueden imaginar que llevo cualquier sustancia menos película :P




Yo no los mandaria por correo, no creo que tengas problema con aduana. Seguro que tienen un protocolo para saber que llevas en los carretes sin jodertelos ni nada, no me imagino a los de aduana abriendo todos los carretes que vengan de colombia:confused:.
En ultima instancia por DHL tambien pasaran por aduana. Yo preferiria pasarlos yo...si no llevan nada:cool:.

Que buen viaje te vas a pegar, ya nos enseñaras algunas fotillos, ¿no?

overales
27/10/2008, 21:08
Gracias a todos! Los llevaré encima, es lo más sensato. A ver si me cambian la bolsa X-ray porque con lo que me ha costado me hubiese podido comprar unas latas :mad:

Rasec
27/10/2008, 21:54
Creo que no tiene ningún sentido el plantearse esos problemas. Yo llevo implantado un DAI y no puedo pasar por los "arcos" de control y no tengo ningún problema para que me hagan radiografías.

Todo esto lo digo porque los famosos "arcos" o los "tuneles" de los equipajes no emplean los rayos-X (que si que afectarían a la emulsión), si asi fuera, además de ser perjudiciales, obligaría al personal que lo está atendiendo a llevar ropas de plomo.

Según tengo entendido, esos "aparatos" funcionan mediante ondas electromagnéticas, como la resonancia magnética, que no afectan a la emulsión.

En conclusión, los carretes se pueden pasar las veces que se quiera por los "tuneles" de los aeropuertos sin que sufran nada.

ISKRA
27/10/2008, 22:35
Yo siempre he llevado los carretes, junto a la cámara, en el equipaje de mano, y lo he metido siempre en el detector, ni inspección manual ni nada. Nunca he visto nada raro en los negativos, de diferentes sensibilidades (de 100 a 1600). A mi me parece que solo es una leyenda urbana. De vez en cuando alguien pregunta en todos los foros, pero nunca he leido a nadie que diga de primera mano que le han velado los negativos.

papilloni
29/10/2008, 00:59
Puedes mirar en las -Paginas Amarillas-Bogota-, allí tienes muchas tiendas de fotografía y puedes comprar los carretes, tendrías que preguntar si tienen lo que quieres llevarte. Próximamente me voy a ir a Perú y voy a comprar todos los carretes de color allí, los revelados también los haré allí, he preguntado en algun foro de Perú si todavía hay carretes en las tiendas y me han dicho que si, que lo digital todavía no esta muy implantado.
La cajita de plástico creo que es muy importante para que evites que por mala suerte te entre luz, polvo,agua o cualquier otra cosa.
Con cuatro escalas por viaje vas a recorrer medio mundo

overales
31/10/2008, 15:08
Gracias papilloni, pero no tengo la intención de comprar más carretes, tengo la nevera llena ;)...y las kodachromes...

Al final he devuelto la bolsita de marras, la cambié por 6 rollos de Tri-X. Más carretes!! Haala!!

Txala
02/11/2008, 19:18
Hola a tod@s!

Por si os puede servir os transcribo un documento inf. de kodak sobre este tema de la inspección con rayos X en los aeropuertos ( es del 2001):

Sugerencias para evitar velos:

Las unidades de rayos X utilizadas en las inspecciones del equipaje de mano emiten un bajo nivel de radiación que no causa daños notables a su película. Sin embargo, el equipaje facturado a veces pasa por unidades con rayos X más potentes. Por lo que recomendamos que se tomen estas precauciones al viajar con película sin procesar:

- No deje película sin procesar en el equipaje facturado.
- Si el personal de seguridad le informa que es necesario inspeccionar su equipaje de mano, pregunte si puede sacar la película sin procesar de su equipaje.
- Coloque su película en una bolsa de plástico transparente para que pueda ser inspeccionada fácilmente
- Procese su película localmente antes de tener que pasar por el sistema de detección en su viaje de regreso.
- Si durante el viaje va a pasar por múltiples inspecciones de rayos X ( más de 5 veces ) pida que su equipaje de mano sea inspeccionado manualmente. Los reglamentos de la FAA en Estados Unidos permiten que la película y el equipo fotográfico sea inspeccionado a mano si usted lo solicita. Sin embargo, los europuertos fuera de los Estados Unidos pueden rechazar esta petición.
- las bolsas recubiertas de plomo debilitarán el efecto de las radiaciones sobre la película, reduciendo el daño potencial.

Sin embargo, la efectividad de cada bolsa en particular depende de la intensidad y el potencial eléctrico del generador de rayos X, el grosos de la capa plomo y la velocidad de la película. Si utiliza una de estas bolsas consulte a los fabricantes sobre la efectividad de su producto con los aparatos de rayos X. Es posible que sea necesaria una inspección adicional cuando la bolsa de plomo aparezca en el monitor. Generalmente, esto implicará que el equipaje sera llevado a un lado para su inspección.

- Si envía la película expuesta o aún sin procesa por medio de una empresa de transporte, primero infórmese sobre cuál es la política de inspección seguida por esa compañía.
- Sea cortes, paciente, e intente ser útil. Por favor recuerde que el personal de seguridad trabaja en beneficio de la gente que viaja.

naxo_valladolid
02/11/2008, 19:36
solucion:compraos una caja de hacer cargas por vuestra cuenta y un rollo( no se sion son 30 metros) y pist y en vez de viajar con varios chasis viajasi con la mitad con la scargas que querais

Kike Pacheco
02/11/2008, 22:58
Yo valoré la opción de enviar los rollos a casa o revelarlos en alguno de los paises que estuve, pero creo que es mas seguro llevarlos consigo, las empresas de transporte a veces pierden los paquetes, y los labs desconocidos me hacen temblar.
Al final salió todo sin problemas, 7 scanners y nada.

ISKRA
02/11/2008, 23:47
Yo valoré la opción de enviar los rollos a casa o revelarlos en alguno de los paises que estuve, pero creo que es mas seguro llevarlos consigo, las empresas de transporte a veces pierden los paquetes, y los labs desconocidos me hacen temblar.
Al final salió todo sin problemas, 7 scanners y nada.
Todavía no he visto a nadie quejándose de que realmente le hayan velado sus ngativos. Alguien ha visto algo así, o solo es un mito?

Txala
03/11/2008, 07:00
No se si a alguien le ha pasado o no, o como dices Iska es un mito.
En el documento, que antes os he transcrito un fragmento, hay imágenes de prueba. Pero de todos modos, también señala que "no causa daños notables a su película" la mayoría de las veces. Por ello añade:

Probablemente no es necesario que los viajeros se preocupen por los daños causados a la película transportada en su equipaje de mano, a menos de que estén llevando los siguientes tipos de película:

- Película científica o sensible a los rayos X
- película con un ISO o Indice de Exposición (EI) mayor a 400.
-Películas de cualquier velocidad sujeta a inspección de rayos X más de 5 veces ( el efecto de estas revisiones es acumulativo)
- Película que está o será subexpuesta
- Película que se quiera forzar en el revelado ( push process )

Pienso que, siempre que se pueda, es mejor prevenir que curar...

ragfa
03/11/2008, 20:46
Todavía no he visto a nadie quejándose de que realmente le hayan velado sus ngativos. Alguien ha visto algo así, o solo es un mito?

Un amigo del primo de la chavala que vive en el quinto sabe de uno que...jajaja:D

MiQu3l
24/12/2008, 11:54
Y yo que quería llevarme Neopan 1600 por el grano..... Habrá que llevar mejor de 400, o fomapan 400.

zuntz
24/12/2008, 15:19
hace 1 mes viaje a munich con carrete 400 iso i no e tenido ningun problema ni con rayos-x ni con aduanas. No me han puesto ningun problema lo unico que me preguntaron era haber si llebaba flash por que en la maquina de rayos aparecia como objeto no identificado. Al volver traje un ccarrte puesto en la camara y ni aun asi se me estropeo el carrete. En cuanto a mandarlos de vuelta... yo me lo pensaria ya que cabe la remota posibilidad de que te los estrabien por el camino y te quedes sin esas fotos irrepetibles

Bresson
24/12/2008, 16:03
Y yo que quería llevarme Neopan 1600 por el grano..... Habrá que llevar mejor de 400, o fomapan 400.

Jamas he tenido problemas con el Neopan y los escaners, no te comas el coco ;)

MiQu3l
24/12/2008, 16:12
Pero aun sea de 1600?

Bresson
24/12/2008, 16:59
Pero aun sea de 1600?

Si, desde verano habré cogido 10 aviones entre ida/vuelta con Neopan 1600 y ningún problema ;)

MiQu3l
24/12/2008, 17:03
Ostras 10 aviones? Entonces vale! :D

Txala
18/02/2009, 17:52
Refloto este tema porque hoy he visto una exposición en galería Senda (BCN) que me ha hecho pensar en el. Se trata del último trabajo de la fotógrafa Anna Malagrida, realizado en Jordania:

Extracto de la nota de prensa:

<<Durante las tomas ocurrió un pequeño accidente. Los hoteles se han vuelto también puntos de mira y la seguridad en las puertas de acceso es máxima. Los rayos x de las máquinas de seguridad en las entradas de los hoteles provocaron veladuras parciales de los negativos debido a una sobre-exposición a la luz. Desapareció la precisión fotográfica y la transparencia es todo lo que queda. Así, el paisaje urbano se presenta con una luz matizada, matutina o crepuscular, que difumina el perfil distintivo de la ciudad. Las veladuras accidentales inspiraron a la artista en su proceso de trabajo y acabaron por convertirse en el tema principal de estas fotos: la veladura como pantalla o velo, como obstáculo de la mirada. Como metáfora de la vista cegada>>.

Para más información:
http://barcelona.photobloggers.org/?s=anna+malagrida
· g a l e r i a S E N D A · (http://www.galeriasenda.com/)

overales
18/02/2009, 23:34
Gracias por el enlace Txala!

Bueno, yo puedo decir que al final no he visto nada raro en mis carretes atravesando todo tipo de scanners por numerosos y variopintos aeropuertos.
Ni los TriX, Neopan 400 y 1600, ni las kodachrome que ha recorrido medio mundo se han inmutado lo más mínimo. Estas útlimas han viajado a Colombia, han vuelto a Bcn, han ido a Austria y vuelto, han vuelto a ir a EEUU a revelar, han vuelto otra vez,..jajaja

Nestor Serrano
19/02/2009, 18:23
Hola!

No olvidemos que el destino es Colombia, y es evidente que al volver se pueden imaginar que llevo cualquier sustancia menos película :P



Gracias y saludos caleños!

Vamos caballero por el amor de Dios, dejemos los estereotipos y el estar generalizando sobre un País u otro, Colombia es un País hermoso y no solo se relaciona a lo que tu haces alusión, de por si que yo nací allí y he viajado cantidad de veces desde allí al rededor del mundo, siempre con la mente limpia. Me molesta mucho esta clase de aseveraciones.

Contestando tu pregunta, no se para que te molestas llevando carretes, si allí los consigues como quieras y a mejor precio en Foto Japón o en San Andresito, aparte de las miles de tiendas mas de fotografía.

Saludos

Néstor

maurazos
19/02/2009, 20:05
Vamos caballero por el amor de Dios, dejemos los estereotipos y el estar generalizando sobre un País u otro, Colombia es un País hermoso y no solo se relaciona a lo que tu haces alusión, de por si que yo nací allí y he viajado cantidad de veces desde allí al rededor del mundo, siempre con la mente limpia. Me molesta mucho esta clase de aseveraciones.


Néstor: yo creo que Overales no lo ha querido decir con mala intención, pero no menos cierto es lo que asegura: que la policía española que opera en los aeropuertos parece siempre mostrarse especialmente "sensible" hacia los vuelos que proceden de Colombia o de otros países de la América Andina, así como otros destinos como Marruecos. Suelen mostrarse más interesados por el equipaje de esos vuelos que de otros que proceden, digamos, de Noruega. Créeme que a mí también me fastidian esos estereotipos e ideas preconcebidas, pero las cosas son como son.

Un saludo

overales
19/02/2009, 20:17
Eeeeh tranquilo, que yo no he dicho que no fuera hermoso ni tengo la mente sucia ni nada de eso!

Tengo amigos colombianos aquí en Barcelona, he podido relacionarme con la gente allí durante dos meses, todos la mar de encantadores y super hospitalarios, y su mayor preocupación es la idea que podemos tener los que venimos de fuera. Yo no tengo la culpa de que hace apenas 8 años no se pudiese vivir tranquilo en Cali, ni perderte por la selva. A mi que me explicas? Habla con los medios de información si quieres, pero conmigo no te enfades por las dudas que pueda tener de si podré ir tranquilo por la calle, ó si pasaré más controles por llegar de allí que de Estocolmo!

Pues mira, a los de Estocolmo a la llegada a Madrid nadie les hacía caso, a los de Bogotá nos tuvieron en una fila más de media hora, con perros merodeando por ahí y unos tíos haciendo preguntas. Al salir de Bogotá tuve que pasar por un control aparte del escáner donde me vaciaron toda la bolsa, me olisquearon hasta el último carrete (no los perros no, los polis).

No pasa nada, yo también voy con la mente limpia, la lástima es que en Colombia no pueda ir sólo por la calle yi perderme con la cámara por donde me de la gana. Lo podría haber hecho sí, pero nadie me lo aconsejaba si no iba acompañado.

Así que ya ves, yo no tengo ningún prejuicio con tu país, pero parece que tú si lo tengas con la idea que pueda tener la inmensa mayoría de la gente de aquí en referencia a Colombia. Has saltado como un resorte, ni te has percatado de la sonrisa en tono de broma que he puesto al final de mi comentario y entiendo que la preocupación la debes tener tú con lo que se pueda pensar antes de visitar tu hermoso país.

Y lo de comprar carretes, bueno, no sé ni donde está Foto japón ni San Andresito, yo no me moví de Cali y allí sólo pude encontrar película que no me interesaba.

Tranquilo Nestor, volvería con los ojos cerrados a Colombia, y más después de la gran impresión que me llevé de la gente, pero no te alteres por mis dudas hombre, ni por mi comentario en tono de broma. Yo soy catalán y cuando les hablo de mi ciudad me preguntan si voy a los toros ó si se bailar flamenco, y no por eso me pongo hecho una fiera.

Un saludo, y no seamos tan susceptibles.

Nestor Serrano
19/02/2009, 20:23
Néstor: yo creo que Overales no lo ha querido decir con mala intención, pero no menos cierto es lo que asegura: que la policía española que opera en los aeropuertos parece siempre mostrarse especialmente "sensible" hacia los vuelos que proceden de Colombia o de otros países de la América Andina, así como otros destinos como Marruecos. Suelen mostrarse más interesados por el equipaje de esos vuelos que de otros que proceden, digamos, de Noruega. Créeme que a mí también me fastidian esos estereotipos e ideas preconcebidas, pero las cosas son como son.

Un saludo

Yo se Maurazos que las cosas son así y de paso un gran placer saludarte de nuevo, pero como quiera que sea dejemos las bromas de mal gusto a un lado y hablemos de fotografía.

Saludos

Néstor

maurazos
19/02/2009, 20:38
Yo me alegro muchísimo también de volver a leerte. Te había perdido la pista; creo que incluso se abrió un hilo preguntando por ti. Por supuesto, hablemos de fotografía, y concretamente aquí de viajar con carretes.

Para relajar algo los ánimos y retomar la discusión con algo de simpatía, a continuación os ofrezco un relato breve que escribí hace algunos años, casualmente sobre este tema. Es que en un vuelo me llamó la atención que un señor llevaba unos carretes de 1600, lo dijo al pasar por el escáner y, sorprendentemente, le dejaron que los metiera en la cabina del avión sin escanearlos... Por lo que veo, afortunadamente, eso ya no pasa. Por supuesto, lo que leeréis a continuación es pura ficción.

FOGONAZOS DE INFANCIA Y MADUREZ

Volar con la Virgin Express es conocer el símil posmoderno del humillante vagón de tercera de antaño. En semejantes pensamientos andaba envuelto Pelayo mientras viajaba de Bruselas a Madrid en una de esas polvorientas diligencias aladas con las que aquella compañía parece pretender aspirar a batir alguna escalofriante marca mundial de siniestralidad aérea.

Pero todo aquello carecía de la fuerza suficiente para arrebatar a Pelayo la felicidad que engalanaba su rostro; ni siquiera lo logró el desabrido regusto que dejaban en la boca los cacahuetes rancios que, con la desgana que provoca la anemia salarial, le lanzó desde el pasillo uno de los azafatos que simulaban trabajar en aquella presunta aeronave.

Pese a aquel cúmulo de desabridas circunstancias, Pelayo no habría engañado a nadie si en ese preciso momento hubiese afirmado que su nombre se hallaba en la lista de los seres más felices del planeta. Después de diez años recorriendo el mundo, sobreviviendo con los más inverosímiles trabajos, regresaba al lugar que le vio nacer, al Barrio por antonomasia, como él y sus amigos lo llamaban para distinguirlo de manera inequívoca del centro de la ciudad, el otro plano de una realidad que para los hijos del Madrid obrero se antojaba bipolar: el Centro o el Barrio; no había más.

Mientras contemplaba a través de la ventanilla el celeste algodonal bajo el que paradójicamente yacían los ásperos secarrales castellanos, pensaba en lo que él fue, y en lo que iba a ser dentro de unas horas, cuando el metro lo vomitase de nuevo a las calles que le vieron nacer. Pelayo no necesitaba estímulos para evocar lo más positivo de aquel dulce rincón de su pasado; con ello trataba de evitar el miedo que le daba el regreso a un lugar por el que no había aparecido en las dos últimas décadas y donde iba a ser tratado con la humillante indiferencia que recibe cualquier recién llegado como tarjeta de bienvenida.

Sin embargo, el pasajero que viajaba en el asiento contiguo le proporcionó involuntariamente un visado de singular validez para explorar con plena libertad uno de los rincones más placenteros de su pasado: sobre la bandeja de su vecino había un carrete de altísima sensibilidad —1600 ISO— para fotos en blanco y negro. La cajita que contenía aquella película para uso profesional era un paralelepípedo de subyugador diseño cuya atractiva gama cromática caló profundamente en las retinas de Pelayo. A través de aquel modesto pero poderoso acicate visual, la imaginación de Pelayo fue presa de una deliciosa escena de infancia que nunca jamás podría volver a ser posible: a los nueve años de edad, momentos antes de hacer su primera comunión, su abuelo le retrataba con su antigua pero apreciada cámara Leica e inundaba el salón con el cegador haz de luz de su flash.

En casa nadie entendía al abuelo, que se empeñaba en seguir haciendo fotos a sus nietos en blanco y negro, como cuando era joven, pese a que todos le habían advertido que la fotografía en color era mucho más bonita... Pero Pelayo no estaba de acuerdo con el sentimiento común de la familia, y pasaba las horas muertas admirando los centenares de retratos dedicados a él y a sus hermanas, convenientemente alojados en decenas de álbumes que yacían, de manera bastante simbólica, a los pies de la venerada televisión —por supuesto, en color—.

Pelayo gozaba al contemplar su evolución como persona; su desarrollo físico, que era lo más palpable y evidente en aquellas imágenes, pero también su paulatina transformación emotiva y psicológica. Tal era el genio de su abuelo, tanta sabiduría se refugiaba en cada uno de sus disparos, que era capaz de exprimir cada soberbio juego de texturas y claroscuros, cada certera ejecución granulosa, para extraer de cada milímetro cuadrado de papel fotográfico un brote de sensualidad, un atisbo de sentimiento. Las fotografías que mejor captaban el trasfondo espiritual del retratado eran las que el abuelo tomaba en interiores, al amparo de la reveladora luz de su flash. Por ese motivo, Pelayo llegó a creer en su edad adolescente que el fogonazo que emitía el flash de la Leica actuaba como una especie de vampiro emocional, capaz de succionar de las entrañas del posante lo peor o mejor de éste, para después exhibirlo como trofeo en una jaula bidimensional.

Pelayo sabía que nada de aquello quedaba ya allá abajo. El abuelo falleció, y junto a sus restos mortales fueron alojados los álbumes en un escueto nicho del cementerio de Carabanchel. Como la luz del flash, aquellas memorables vivencias despidieron un breve pero intenso fulgor y alcanzaron su punto de máxima luminosidad con la misma vehemencia con la que a continuación perdieron fuerza hasta extinguirse.

Pelayo continuaba observando embelesado el carrete, propiedad de un hombre de enigmáticas facciones, que velaba su mirada con unas gafas de sol enormes, de ésas que dejaron de estar de moda hace varias temporadas. Le sorprendió que tan buena película no estuviese acompañada por una cámara profesional de igual calidad; tal vez su dueño la había guardado en el portaequipajes antes de despegar, pero Pelayo sentía una gran curiosidad por saber qué cámara utilizaba su vecino de asiento, así que el inicio de una conversación no se hizo esperar:

—Disculpe —preguntó Pelayo, en un inglés simple pero certero y comunicativo, con un nivel de cortesía inusitado en él—, estoy viendo ese carrete y quiero hacerle una pregunta, si no le molesta. ¿Es usted fotógrafo profesional?

—No —contestó aquel hombre, frío, lacónico, cortante, sin dirigir la mirada a su interlocutor.

Pero aquella actitud no amedrentó a Pelayo, e insistió en preguntar, tenaz:

—Ya. Y dígame, ¿no teme perder el carrete llevándolo en la cabina del avión? ¿No sabe que los detectores de metales de los aeropuertos pueden velar una película como la suya, tan sensible a la luz?

—Sí, lo sé —dijo él, sin restar un ápice de frialdad a su tono de voz, más próximo a lo cibernético que a lo humano—.

Y al concluir su frase, aquel hombre tomó en sus manos el carrete, se levantó del asiento que ocupaba y, con unos ademanes tan impersonales como su forma de hablar, abrió el estuche de la película y Pelayo observó, entre el anonadamiento y el temor, que lo que aquella cajita contenía no era un carrete de fotos, sino un minúsculo aparato negro, de un tamaño próximo al de una nuez, rodeado de media docena de cables de colores y en uno de cuyos lados parpadeaba una luz roja intensa, similar a la que emiten los temporizadores de las cámaras modernas. Aquel individuo se colocó en mitad del pasillo y, después de alzar el puño con el que sostenía el inquietante objeto, comenzó a entonar las estrofas de un himno compuesto en un idioma de envolvente cadencia que Pelayo no logró reconocer.

Y pocas décimas antes de percibir, de sentir, de sufrir, el último fogonazo de su edad madura, por la imaginación de Pelayo transitó a ritmo de emergencia el gran icono de su infancia: el poderoso destello que surgió del flash de su abuelo, mientras éste le hacía un retrato conmemorativo de su primera comunión.

overales
19/02/2009, 22:37
Mira Néstor, un amigo con el que sí se podían hacer bromas. Se podía debatir sobre cualquier tema, sin prejuicios. Hablábamos de la guerrilla, de la criminalidad en Colombia, de lo borregos que somos los que vivimos en la sociedad del bienestar y de todo lo que nos estamos perdiendo,..

En fin, siento seguir con esto pero me da coraje que sin conocer a la gente, por un comentario hecho del todo ingénuo, tópico sí, pero en tono de humor, se pueda juzgar a alguien de generalista, y de no conocer nada más sobre un país que un estereotipo creado en torno a un problema que, te guste ó no, vas a tener que vivir con él, como yo con el terrorismo, los toros y la paella.

http://farm4.static.flickr.com/3015/3073107100_1439e4b2a0.jpg

- El desafío - Armando Gomes Henao

"Nada de congojos
ni lamentaciones estériles,
que se solo se ven en las almas flojas
y en los corazones débiles.

Nunca ante el dolor te encojas
ni en la adversidad te rindas,
que en lo más ondo de los confines
guardadas están las cosas más lindas.

Si una lágrima de tus ojos se desprende
mátala con una carcajada,
y verás como del sufrimiento se aprende
que imposible en la vida no hay nada.

Por más que la cuesta sea dura
y el camino de atajos lleno,
envuelve tu corazón en armadura
y convierte en almíbar el veneno.

Se fuerte como la roca,
resistente como el acero,
y si alguien tu paciencia provoca,
desafíate a tí primero."

Nestor Serrano
20/02/2009, 00:56
Estimado amigo Overales, yo he estado en OD por bastante tiempo y siempre me he caracterizado por ser una persona ecuánime, que me paso hoy, cuando leí tu comentario estaba de un mosqueo impresionante y tal vez de hay mi reacción.

Imaginate que mi madre vive en Madrid, ella es española y mi padre Colombiano, yo siempre le envió de acá un complemento vitamínico llamado glucosamina que le ayuda para la osteoporosis y desgraciadamente en España no hay representante de GNC.

Cuando encendí el ordenador esta mañana en mi trabajo me encuentro con la desagradable sorpresa de que el encargado de aduana de FEDEX en Madrid hoy amaneció de mala leche y no se le dio la gana de dejar pasar las vitaminas y sencillamente ordeno que me fuesen regresadas.

Llame a Madrid y hable con una representante de Fedex y me dijo que no hay tu tía que valga, vitaminas de regreso a New York y para colmo no solo pierdo los 35 dólares del envió si no que según ellos tengo que pagar otros 35 de regreso, si quiero recuperar el paquete, aparte de la desilusión de mi madre.
http://www.fedex.com/Tracking?ascend_header=1&clienttype=dotcom&cntry_code=us&language=english&tracknumbers=990159946688

Luego de esto para pasar el mal rato entre a OD y por desgracia leí tu comentario y explote, veo que eres una persona noble y que de verdad lo hiciste sin mala intención, por lo que te pido una disculpa y cuenta con un amigo mas. Desgraciadamente no se puede cambiar la historia y siempre hay tiempo de rectificar.

Saludos

Néstor

overales
20/02/2009, 09:53
Vale Néstor, gracias por disculparte, por suerte cuando dos personas sensatas hablan se acaban entendiendo. Yo también estaba enfadado ayer.

Un abrazo

Santi