Si hay algo que me gusta realmente es la iluminación que hay por las mañanas o las tardes ya que esto implica que la luz la tenemos de forma lateral y para mi es la mejor luz para realizar fotografías.

Es cuando yo creo que el color es más natural, son esas horas por la mañana y por la tarde donde los colores se aproximan mas (según mi manera de verlos, claro esta J ) al color real, aunque hablar de color real es complejo porque depende mucho de la iluminación, calibrados, etc. pero en general yo lo veo así.

Este tipo de luz es estupenda para producir un efecto tridimensional en una imagen que por definición no lo es ya que la veremos en una pantalla o en una foto de papel plana. Si hacemos que la luz lateral pase rozando por esas superficies rugosas que queremos representar, veremos que formara contrastes produciendo una fuerte sensación de volumen.

Cuando la luz viene de lado, y estamos realizando por ejemplo una foto a algún monumento, pared, puerta, etc, se pueden obtener los más mínimos detalles de lo fotografiado. Lo que pasa es que hay que ir buscando la oportunidad, porque la iluminación suele ser muy pasajera, como en la foto siguiente que duro no más de media hora. Pero hay que buscar la oportunidad.



En esta foto como la iluminación era muy uniforme utilice la medición evaluativa a 1/5 seg con diafragma 5, ya que si pongo menos la PDC hubiese estropeado la imagen. Otro tipo de medición no era indicada, aunque podría haber dado los mismos resultados al ser tan plana

Pero claro en estos casos la exposición no siempre es fácil de calcular, en la imagen previa era sencillo, pero nos puede pasar que tengamos un gran contraste entre la luz y la sombra, y ahí la diferencia puede ser de muchos diafragmas, y entonces complicársenos las cosas, por ejemplo, en la foto siguiente:



En esta foto, la diferencia entre diafragmas era muy elevada, y el margen dinámico de la cámara entra en crisis, aquí la diferencia era del orden de cuatro o más puntos entre la parte de las sombras y las luces. Se puede hacer algo interesante para saber si nuestra foto saldrá bien o faltara algo de ella fijaros:

Se toma una medida en exposición puntual en las altas luce, se toma una medida en las luces bajas y se ve qué diferencia hay si es mayor que nuestro rango dinámico que suele ser unos 8 ó 9 diafragmas, no hay nada que hacer sin medios extras, la foto no recogerá todo, y como estaremos en la calle habrá que buscar al menos una solución que nos permita recoger lo más posible o simplemente centraros en un zona de la foto exclusivamente, que también es una buena solución ¿Por qué no???.

Os voy a explicar con un ejemplo muy sencillo lo que os quiero transmitir, y que nos ayudara a entender esto que he dicho.

Imaginemos que tenemos una imagen donde medimos un F:16 en la zona más clara y un F:4 como luz media de la imagen que es con la que la realizaríamos, si nuestra cámara permite unos dos pasos de sobreexposición estaremos perdiendo del orden de dos pasos de luz que no habrá forma de representarla correctamente en la imagen (sin medios auxiliares). ¿Por qué digo esto? Pues es muy sencilla, si la imagen se puede realizar a F: 4 y nuestra cámara admite dos pasos más de exposición (casi todas las Reflex pueden no así las compactas) llegaríamos hasta F:8 con garantías de recuperación de la imagen, pero como hay un F:16, desde F:8 hasta F:16 estamos perdiendo toda esa cantidad de tonos dos pasos,. Es fácil entenderlo ¿nooo?.

Aquí como estamos en la calle se pueden usar varias técnicas que enumero y comento para salir del paso, son unas de las muchas que podéis realizar, por lo que no debéis pensar que son exclusivas.

1) Usar flash de relleno, en este caso no era posible dado que la magnitud y distancia de la imagen a fotografiar era muy grande, y ni un “focazo” lo hubiese iluminado, daros cuenta que la foto está hecha desde muy lejos con una focal equivalente de 140mm.

2) Realizar medición puntual en las altas luces y luego subir un diafragma o dos diafragmas ya que nuestra cámara lo aguanta como ya he comentado, esto implicara que si el margen es pequeño entre luces y sombras saldremos del paso procesando posteriormente la foto, pero si es más grande no habrá nada que hacer. Yo esto lo hago sólo en condiciones donde quiero optimizar otras cosas.

3) La que emplee, hice una medición puntual en las altas luces, y otra en las sombras e hice un par de fotos ajustando a un diafragma intermedio, viendo cual es la que mejor se adaptaba al tema. Es claro que posteriormente podéis tocar un poco si la habéis hecho en RAW y optimizarla, pero aquí os pongo la que hice directamente con este método.

Fijaros que este último método lo que hace es centrar un poco la foto haciendo que se pierdan partes de altas luces y parte de las luces más oscuras, y no dejando pérdidas en las luces altas solo o en las bajas solo, pero es una forma más de solución a este tipo de fotos, de las varias que ya veis que hay. Esto lo podéis ver en los histogramas.

a) Fijándome en las sombras, recuperándolas con una exposición fijándome y dándole prioridad a las sombras



a) Fijándome en las grandes luces, recuperándolas con una exposición fijándome y dándole prioridad a las sombras (esta algo exagerado pero es para que lo veais).



b) Intentando salvar un poco de “arriba” y un poco de “abajo”, he hecho una medición centrada y como veis algo se pierde en las altas luces y en las bajas. Es evidente que aquí el margen era muy aprovechable y no ha habido por eso grandes desastres, pero si hubiese sido mayor no hubiese podido.



La siguiente imagen presentaba tres tipos de luces, la del cielo bastante fuerte, la del reflejo de la luz lateral del sol en la iglesia y las zonas oscuras (sombras), bien en este caso también he realizado una técnica parecida, que fue anotar la luz en las tres zonas de la imagen que he comentado, buscando una exposición media que pudiese respetar lo más posible todas las luces.



Fijaros que la solución fue buena y como he venido diciendo, la imagen representa toda la textura del edificio.

Otra forma de usar la luz lateral es cuando deseamos resaltar en fotos macro la textura y no nos quede plana la imagen.

Por ejemplo si se aplica el flash directamente desde la cámara, a algo a fotografiar del que queremos obtener textura y volumen los detalles se perderán y la imagen aparecerá plana y con pocas posibilidades, la luz frontal es muy dura.

Se puede mejorar mucho la toma añadiendo profundidad, esto es, volumen y textura; para hacer esto, se debe colocar el objeto que se va a fotografiar sobre algún apoyo de forma que se pueda colocar un flash al lado a su misma altura, (más o menos) dejando que la iluminación sea lateral sobre el objeto que vamos a fotografiar.

Se debe ajustar la distancia del flash y su potencia de forma que se pueda conseguir la textura deseada. Todos los flashes externos tienen ese ajuste de potencia, y normalmente para cosas pequeñitas, y de cerca (un metro más o menos) hay que bajar la potencia del flash al menos 3-4 puntos, si no es automático.

Por ejemplo, estas imágenes muestran lo que quiero decir, la primera de la izquierda está realizada con el flash en la cámara directamente y la segunda con la técnica que os propongo.



Como veis ya la imagen no es plana como la primera que puse.

Otra técnica interesante es realizar la foto desde arriba cuando la luz nos viene de lado, porque de esta forma el contraste se va a reducir, pero en compensación, tenemos una textura estupenda de la imagen, además pensemos que podemos aprovechar las formas alargadas de las sombras. Estas en general necesitarán un tele medio para poderlas realizar, aquí está con el equivalente a un 400mm en FF. La imagen siguiente es un ejemplo de esto que digo a F:8 y V:1/500seg ISO:200 con medición matricial, ya que una lectura media da muy buenos resultados.



Aprovechemos este tipo de luz, que aunque requiere algo más de nuestra capacidad de fotógrafos los resultados pueden ser muy muy buenos si nos trabajamos un poquito la foto.

Mis apuntes de fotografía en: Solofotography.blogspot.com